Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Voto electrónico

Voto electrónico: 3 cosas que te TIRAN los que están a favor y 3 de los contreras

Actualizada 21/10/2016 08:31

Parece que se viene esto de votar con boleta y maquinola. Hay quienes lo aman y otros que lo odian. Vos fijate.

El 20 de octubre la Cámara de Diputados aprobó la reforma electoral para que se empiece a utilizar el sistema de boleta electrónica a la hora de votar.

¿Qué significa esto?

Que si se llega a aprobar también en el Senado empezaremos a votar a través de una máquina. Todo parece color de rosas, pero no es así y te explicamos por qué.


3 cosas en contra del voto electrónico

1) Pueden hackear las elecciones

Uno de los grandes miedos es que alguien pueda emitir más de un voto por candidato y así poder hackear una elección. ¿Es posible?

Hablamos con Javier Smaldone, programador, SysAdmin y quien está haciendo una extensa campaña en contra del voto electrónico (quizás lo conozcan en Twitter por @mis2centavos).

"En los sistemas de votación electrónica, unas pocas líneas de código introducidas en el software (o una vulnerabilidad en uno de sus componentes de hardware) se replican en todas las mesas de votación, pudiendo afectar globalmente la elección"

Los sistemas que se utilizaron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en Salta fueron auditados por investigadores independientes y "encontraron que se pueden almacenar varios votos en una única boleta electrónica", explicó Smaldone.

2) En otros países se dejó de utilizar

Hay varios lugares del mundo en los que el voto electrónico comenzó a usarse y después se dejó de lado por lo inseguro e inentendible que eran para las personas que no saben de tecnología.

Holanda es uno de los lugares donde más alcance había tenido el voto electrónico, pero decidieron dejar de utilizarlo por la inseguridad que presentaba: era muy fácil, por ejemplo, "determinar a quién se estaba votando mediante ondas electromagnéticas desde una distancia de 25 metros".

Lo mismo sucedió en Irlanda o Reino Unido y en Alemania la Corte Suprema dictaminó este sistema como inconstitucional.

3) Es mentira que por ser una impresora no puede hackearse

Una de las tantas cosas que se dijeron a favor del voto electrónico es que no es más que una impresora que no puede ser vulnerada.

Eso, según Smaldone, no es más que una mentira:

El equipo utilizado es una computadora capaz de ejecutar un sistema operativo y tiene conectores USB, placa de red ethernet y hasta una salida de video VGA. También incluye un segundo sistema, con su propio sistema operativo y aplicaciones que nunca fue auditado


3 a favor del voto electrónico

1) Rapidez en el recuento

Actualmente la manera de contabilizar los votos es lenta y, en varias elecciones, se demoró hasta altas horas de la madrugada para poder determinar quién había sido el ganador.

Eso no pasaría con el voto electrónico. El sistema informaría rápidamente cuántos votos recibió cada uno de los candidatos o partidos postulados y se podría tener un porcentaje significativo a sólo horas de que cerraran las mesas de votación.

De hecho en las elecciones porteñas del 2015 para las 22 horas ya se habían escrutado el 90% de las mesas.

2) No habría falta de boletas

Uno de los inconvenientes a la hora de ir a votar es que, en oportunidades, un ciudadano quiere elegir la boleta de un partido o candidato y no hay más.

Es una práctica que suelen utilizar algunos punteros: entran a votar, agarran todas las boletas del contrario y se las llevan. De esta manera a aquellos que no les importe demasiado votar a un partido u a otro cuando no vean una boleta elegirán otra.

Esto dejaría de pasar porque el sistema funciona de una manera completamente diferente: el votante va a la mesa, le da el DNI al presidente y éste le entrega una Boleta Única Electrónica, la cual será introducida en la máquina donde el votante tendrá que elegir a su candidato.

3) Elimina los errores

Otro de los beneficios que tiene el voto electrónico es que reduce los errores humanos (tanto los voluntarios como los que no lo son tanto). Esto haría que no haya errores –siempre y cuando nadie haya hackeado el sistema– en la contabilización de los votos.

La fundación CIPPEC, una organización independiente y apartidaria, indicó que en las elecciones de 2013 un 25% de las actas de escrutinio tenían algún tipo de error. El sistema electrónico reduciría esto notablemente.

Axel Marazzi