Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Viajes

¿Es posible vivir viajando 🌎? ¡Sí y el capo de Martín nos cuenta cómo! 

Actualizada 26/03/2017 04:00

Estuvo en 67 países. Te tira 5 tips que no te tenés que perder.

Con 10 años de viajes y 67 países en la mochila, Martín de la Cueva es la envidia de cualquiera.

Este treintañero de Villa Ballester lo supo desde su primer día de trabajo en un call center: la rutina de oficina no era para él y lo único que lo apasionaba era viajar. Por eso decidió hacer del viaje su modo de vida y con los años fue perfeccionando su método.


Solo, en pareja, con amigos o en familia, a Martín le gusta viajar de la forma "más económica y local posible", armando todo por su cuenta.

Pero, ¿y la guita? Al principio laburaba en Argentina y viajaba unos meses, hasta que empezó a trabajar de lo que pinte en otros países, ahorrando y viajando al mismo tiempo.

Hace unos días, empezó una nueva etapa viajera: 100 días en la India, mes y medio entre el sur de España y Marruecos, un mes en Kenia y otro en Cancún visitando a su hermana.

Todo fríamente calculado para costearlo con los ahorros de su último trabajo en Nueva Zelanda que dejó en septiembre de 2015.


¿Vos también querés hacer como él?

Quedate piola que te compartimos sus tips viajeros.

1. Para maximizar el ahorro, mejor laburar en el extranjero

No sólo ahorrás MUCHÍSIMA más plata MUCHÍSIMO más rápido, sino que además la experiencia es super enriquecedora. Siendo argentino, podés solicitar la visa de trabajo y de vacaciones en Alemania, Australia, Dinamarca, Francia, Irlanda, Noruega y Nueva Zelanda.

Para Martín, las dos mejores son las de Australia y Nueva Zelanda porque se encuentra trabajo más fácil y se gana mejor que en Europa.

"En esos países están más acostumbrados a la visa y saben qué trabajos ofrecerte", explica a UNO. Y además asegura que "te enseña mucho", al hablar en inglés todo el día y conociendo gente de todo el mundo.


Según su experiencia, el Mc Combo ideal para el ahorro es encontrar un trabajo con cama y morfi incluidos, como en granjas u hoteles, y tratar de laburar lo máximo posible, ya sea haciendo horas extras o durante los fines de semanas y feriados que se pagan mejor.

Y si crees que no vas a aguantar el ritmo antes de hacer "el gran viaje", te recomienda aprovechar los vuelos baratos de allá para tomarte un respiro entre trabajo y trabajo en alguna isla paradisíaca del Pacífico.

Todo depende de cómo viajás después, pero Martín asegura que laburando al menos 9 meses en estos países tenés la vuelta al mundo durante un año garantizada.

2. Para viajar, mejor seguir la ruta del sol

Algo clave a la hora de emprender un viaje largo es saber cuál es la mejor época. Martín, no tiene duda al respecto: "Yo prefiero seguir el camino de las temperaturas altas", afirma. Primavera, verano y otoño.

Los motivos: no te morís de frío, llevas menos abrigo y por ende menos peso en la mochila, hay más horas de sol para pasar más tiempo recorriendo y, sobre todo, tenés más pilas. "El frío te hace más vulnerable, capaz llegás a un lugar y querés conseguir algo rápido para dormir y vas a terminar pagando más porque estás desesperado", nos cuenta.

3. Para comprar los pasajes baratos, la antelación es clave

Una vez que tiene decidido su itinerario, Martín empieza a ver pasajes de avión con 6 meses de antelación. Y ni bien encuentra una oferta interesante, no la deja escapar.

Para comprarlos, recomienda usar Google Flights y buscar un pasaje "multidestino", en lugar del clásico ida y vuelta. Suele salir igual o más barato, y te permite adaptar tu viaje saliendo desde una ciudad y volviendo desde otra.

Para los pasajes en el destino, la anticipación varía según el lugar.

En Europa y Estados Unidos, los viajes de avión, tren y bus a bajo coste se compran varios meses antes porque hay mucha demanda.

En cambio en Asia, con un mes te alcanza, mientras que en los países en desarrollo conviene sacarlos en el momento porque "no sabés con qué te vas a encontrar".

4. Un presupuesto a medida para viajar cómodo

Martín recomienda armar un presupuesto por día contemplando el gasto promedio de alojamiento, comida y transporte en el destino.

Para calcularlo, buscá información en el portal inglés de Wiki Travel, una guía de viaje online muy completa y actualizada, en foros de viaje o grupos de Facebook.

Generalmente, el gasto de transporte lo "prorratea" porque no es algo que use todos los días.

Una vez que tiene el promedio del presupuesto diario lo multiplica por la duración total del viaje y así obtiene un presupuesto global, al que le agrega algo más de margen para gastos extra.

Para evitar que el presupuesto se te vaya en atractivos turísticos, Martín sugiere buscar "alternativas", ya sea averiguar los días que haya entrada gratis o si salen demasiado caros directamente no hacerlos.

"Aunque me interese el atractivo, privilegio el ahorro porque sé que si termino cediendo es peor. En un viaje de 200 o 300 días, cada gasto que se evita a la larga es un montón de ahorro, y además nadie te va a sacar la experiencia de haber recorrido la ciudad", considera.

5. Los hostels ya no son la opción más barata

Mejor alquilar una habitación en una guest house o por Airbnb, que dormir en un hostel. Suele ser más barato, más cómodo y también tenés cocina. Además en Airbnb hay descuentos importantes si alquilás por semana.

Por eso, si el destino lo amerita, Martín aconseja hacer base en un lugar poco conocido que sea cercano a varios atractivos y así todo te sale más barato, además de ganar en confort y jugarla de local.

Otras opciones más rentables y menos convencionales son dormir durante un traslado nocturno, trabajar unas horas en un lugar a cambio de alojamiento y comida, dormir en sillón de un local, o cuidar casas o mascotas a cambio de hospedaje.