Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

veganos

3 veganos nos dan sus trucos para comer sin reventar el bolsillo 👍

Actualizada 21/11/2018 06:01

Mucha gente cree que el veganismo es un estilo de vida caro. Claro que si comparamos el precio del litro de leche de vaca (hasta $50) con un litro de leche de almendra ($130) puede parecer carísimo, pero cada vez más personas se vuelven veganas sin ganarse el Quini.

Hablamos con 3 veganxs que dieron sus tips para cuidar su economía y su alimentación.

Dalila Falcón tiene 32 años y hace uno y medio que es vegana. “La verdad es que veo la diferencia en plata a cuando consumía derivados animales”, nos explica. Para ella, la organización y cocinar mucho en casa son claves para comer variado y mantenerse dentro de su presupuesto. “Compro muchas legumbres y cereales a granel, eso es súper barato. O voy al super o a la dietética. Lo caro es lo que viene preparado. Si indica que es vegano ya sabés que te van a cobrar de más. La mayoría de los fideos se hacen con sémola por ejemplo y son veganos, galletitas aptas hay muchas, aunque no indiquen que lo son en la etiqueta”, dice.


“Los quesos son fáciles de hacer y económicos; mayonesa y merengue hacés con el agua sobrante de una lata de garbanzos; las leches caseras también son fáciles, baratas y rinden mucho y carnes vegetales hay por si extrañás. Yo consumo lo mismo que cuando comía carne nada más que ahora lo adapto a ingredientes sin crueldad”, cuenta Dalila.


Paz del Percio es la creadora de los contenidos veganos de Samurai de ensaladas, una cuenta de Instagram que es una fiesta de colores, sabores y platos que (sin importar si comas carne o no) vas a morir por probar. Paz da Samurai Anti Crisis, una serie de talleres donde enseña tips para comer saludable y vegan sin gastar una fortuna.

“Frutos secos siempre al por mayor: si vas comprando de a poco en dos semanas te fundís”, cuenta. “Hay una economía popular al servicio del veganismo, cada vez hay más ferias, bolsones de verduras orgánicos, dietéticas que venden al por mayor: es cuestión de organizarse, buscar aliados y comprar de forma inteligente”, dice.


“En casa somos dos y un bolsón de verduras de 300 pesos nos dura una semana y hasta sobra: lo fundamental es una vez que comprás lavar todo, cocinar y freezar para que nada se ponga feo. Pero así ya tenés la base de muchísimas comidas”, aconseja Paz.


En el caso de Darío -de 34 años y vegan hace más de 4- la mejor forma de ahorrar es evitar comprar muchos productos procesados e intentar hacerlos en casa. “Un quesito de castañas ya hecho puede ser carísimo, pero muchas preparaciones veganas son más fáciles de preparar de lo que uno cree. Si comprás un kilo de castañas no sólo es más barato que un queso hecho, sino que, al hacerlo vos, tenés la leche también y podés usar el restante para otras preparaciones”, explica.


“Es cuestión de desmitificar que es más caro: lo procesado puede ser más costoso o más difícil de conseguir pero una vez que te organizás, es hasta más barato que comer derivados”, dice.