Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

universidad

Si no tenés ganas de escribir tu tesis hay gente que por 6 lucas te la hace 📚💰

Actualizada 29/03/2017 10:00

Estás pasado de trabajo y esa monografía sobre la historia del Derecho no se está haciendo sola.

O puede estar pasando que te falta la tesis para recibirte y amagás y amagás, pero nunca arrancás.

Como decía Alf, no hay problema. Siempre hay una solución, mientras tengas como pagarla.


La solución dice que se llama Federico (él asegura llamarse así y no sabemos si hay que creerle) Su profesión: se dedica a escribir monografías y tesis para otros.

¿Cuánto cuesta? ¿Es ético? ¿Quiénes los contratan? Todo eso nos preguntamos y le preguntamos. Te lo contamos en esta nota.

¿Qué hace?

Federico -dice- es licenciado en Filosofía de la Universidad de Buenos Aires y es el que maneja el negocio.

Es como El Padrino de las tesis.

Comenta que él no las escribe, sino que tiene “un grupo de gente de más de 100 personas de diferentes carreras que las hace”.

Esto nos lo cuenta en una charla telefónica con UNO.

Aclara que para evitar un mal rato verifica con un software antiplagio el material que le entregan, para chequear que el (o la) que se encargó de escribir no quiera usar el trabajo de otro. Ante todo, la honestidad (?) 😨

Cuando arrancó, Federico se dedicaba más a hacer monografías, porque “no es negocio” hacer tesis.

Pero cuando las hacés de a muchos, sí lo es.


¿QUIÉNES LO CONTRATAN?

“Hay de todo, pero la carrera con la que más trabajamos es Derecho”, nos cuenta Fede.

“Pero –aclara, rápido, un poco justificando a la clientela-, creo que es por la cantidad de gente que estudia esa carrera, y no porque esté lleno de ‘garcas’, que es lo que uno tendería a pensar”, se sincera.

Los que siguen en la lista de los que más contratan estos servicios son los de… Ciencias de la Educación y Pedagogía.

Ah: de tanto escribir sobre Derecho, ahora Federico estudia Derecho en la UCES. Por las dudas, Fede prefiere no aparecer con su cara en esta nota “para no espantar a los clientes”.

¿Es ético?

Nosotros opinamos que no. Pero quiénes somos nosotros.

Se supone que el que escribe la tesis tiene que ser el alumno.

Pero sucede que el que llega al punto de contactar a Federico y su gente “ya está jugado”.

Fede tiene una mirada algo polémica sobre la necesidad de entregar una tesis para recibirte:

      “Los estafadores no son los alumnos sino la dinámica horrible de las universidades. Mucho más en las privadas, donde no te quieren dar el título por una tesis. Algunas, de hecho, te ponen un examen muy difícil con el taller de tesis. Entonces tardás en llegar a hacerla y mientras tanto tenés que pagar una o dos matrículas para seguir siendo alumno regular”


¿CUÁNTO SALE?

Las 50 páginas cuestan $6.000, dice el entrevistado. Y si son más páginas bajan un poco el precio proporcionalmente, “para que sea menos duro”.

¿Cómo funciona el sistema?

Los contactás a través de la página web, www.monografiasytesis.com.ar (también tienen Fan Page en Facebook), acordás el importe a pagar (hasta tienen tarjeta de crédito y todo), y empiezan a trabajar.

Cuando entregan la monografía, la tesis o lo que les hayas pedido escribir, pagás el 75 u 80%.

Si aprobás, pagás el resto, y si no ellos hacen las correcciones que hagan falta hasta que apruebes.

Cuál es la fórmula secreta (dice el gurú de las tesis por plata)

La clave es saber cómo se maneja cada universidad.

      “En la Siglo XXI, por ejemplo, ya sé cómo es el proceso. Entonces vos me contratás, te lo mando, y cuando te devuelven la corrección me pagás"

Una perlita: ¡la competencia es dura!

“Todos los demás que se dedican a esto, o al menos los que conozco yo, son estafadores”, tira Fede de una.

Motivo: “le piden al cliente el 40 o 50% adelantado, y si está mal, se borran y listo. Yo pido una seña que está abajo del 10%”.

Según Federico, aunque a veces cobra más caro que el resto, se queda con la mayoría de clientes. Negocio redondo.