Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

twitter

10 motivos por los que ya mismo tenés que seguir a @lizytagliani en Twitter 👆

Actualizada 06/07/2017 07:45

Lizy Tagliani está por todas partes, a puro trabajo y carisma: comenzó como estilista para programas de televisión pero después eligió el otro lado de la pantalla. Participa en programas de tele (esta semana se incorporó a los mediodías de Telefe) y en la radio con Santiago Del Moro, además de tener su peluquería (en la que, sí, atiende personalmente) y un espectáculo teatral con el que sale de gira los fines de semana.

Su cuenta en Twitter es de un éxito espectacular: puede que su casi millón de seguidores haya llegado por alguno de estos lados, pero a continuación te mostramos algunos ejemplos de por qué les es imposible dejar de leerla (y por qué su incorporación a tu TL es pura ganancia).

Lizy hace gran parte de su carrera con el humor, y no tiene drama en ser su primera “víctima”:


// //

Pero al mismo tiempo, siempre deja en claro que la broma es con ella y no sobre ella.


Ubicar cancheros es un arte que maneja a la perfección…


Y, si bien es atenta con sus miles de seguidores (a quienes, por ejemplo, responde personalmente cuando la felicitan por un show), a veces los comentarios no tan amables le colman la paciencia.


Pero, además de utilizar su cuenta para compartir su vida personal y profesional, Lizy intenta lo más noble que se puede hacer con una voz en un lugar destacado: manifestarse por lo que realmente le interesa.

Es una gran promotora de la defensa de los animales y -como todo ser de bien- adora perros propios y ajenos.


// //

Al mismo tiempo, no le escapa a otras cuestiones sociales importantísimas.Cuando, por el vestido que llevó Griselda Siciliani a los premios Martín Fierro, algunos (nos reservamos el adjetivo) hicieron chistes sobre su cuerpo, Lizy demostró que la sororidad bien entendida comienza por casa.


// //

Su respuesta en este otro caso (ante el comentario de que el tamaño de los genitales de una persona -sí, esto pasó en 2017- lo hacían más o menos “macho”) es una joya para un mundo que ama ver todo en blanco o negro.


Lizy no le huye a la palabra trava, pero sí se encarga, con la misma seriedad de explicar por qué ninguna etiqueta sirve demasiado cuando se habla de personas (en este caso, además, demuestra que la respuesta a una pregunta tonta puede ser más -mucho más- que eso).


Al final del día, su cuenta como extensión de ella misma parece encarnar -como dice la película- que una es más auténtica cuanto más se parece a lo que soñó de sí misma.


¡Seguirla es #Amarla!

Fuentes: ByLizy