Tu guita

Cuánto sale irte a vivir solo con poca guita 💰

Actualizada 07/09/2017 03:45

Llegó el momento: te vas de la casa de tus viejos. Hay todo tipo de mudanzas, a veces te vas peleado y de apuro, otras está todo bien y todo el mundo está pendiente de que te salga todo bien.

Como sea, al final del día la o él que va a vivir solo sos vos, así que corresponde que seas el que se consiga todas las cosas que necesitás para mudarte.

Lo primero es el departamento (acá te contamos cómo hacer para alquilar si no tenés garantía), pero supongamos que eso ya está resuelto. ¿Y después? ¿Qué se hace? Y, más importante, ¿cuánto sale?

#1 Atención, atención, presta atención

Lo primero que hay que hacer es llamar a un electricista y un gasista amigo para que chequeen si está todo ok, desde los enchufes hasta las estufas y la cocina. ¿Motivos? Para responderlo no necesito preguntarle a nadie, me paso a mí.

Apenas nos mudamos con quien ahora es mi esposa (entonces éramos novios), terminamos la mudanza, los dos super cansados, y nos fuimos a duchar. Ella no tuvo problemas aunque creyó ver que el agua se ennegrecía apenas. Cuando me tocó a mi, apenas abrí la canilla se escucha una explosión ensordecedora. Resulta que el calefón tenía un caño tapado, el agua hirviendo ‘hizo retroceso’ y le hizo un agujero al caño.

Estuve unos minutos para encontrar la llave de paso y ese tiempo alcanzó para que los departamentos de abajo (nos mudamos a un cuarto piso) se inundaran. Linda forma de presentarnos ante nuestros nuevos vecinos, ¿no?


La moraleja de la historia es obvia: lo mejor es chequear todo antes de mudarse. Más adelante te digo cuánto te cuesta.

Con media docena de mudanzas encima, Inés M. agrega:

“Me mude a una casa nueva y estuve un mes dando vueltas para arreglar una canilla con defecto de fabricación. Keyword: plomero”.

#2 El flete

Lo primero que hay que conseguir es alguien que te lleve todas las cosas. Podés pedirle a amigos que te hagan la gamba con sus autos (si no tenés), o a algún familiar con camioneta. Si algo no te entra (la heladera, un sillón, la cama, por ejemplo), ahí tenés que contratar un flete sí o sí.

Acá está el truco: si es para una pavada (uno o dos muebles) y con el resto te arreglás bien en autos, lo mejor es contratar flete sin ayudante y pedirle ayuda a amigos/familia para mover las cosas.

El flete puede costar entre $300 y $500 (según tamaño del vehículo) la hora, con un mínimo de dos horas. Calculá que te va a salir $2.000 para mayor seguridad.


Si esa no es tu situación, vas a tener que contratar una mudanza. Contratarlo por hora te va a costar aprox. unos $500 por hora, con un mínimo de dos horas (esto va a incluir uno o dos ayudantes).

Si hay que subir las cosas por escalera, te van a cobrar por piso; y si hay que subir algo con soga por afuera, eso va aparte. Menos de seis horas no van a ser, así que pensá unos $3.000, más los extras.

Calculá $5.000 por las dudas (no te olvides de darle propina a los peones). Un detalle: tenés que embalar todo antes vos.

También podes contratarla a través de una app como IguanaFix, que te dice de una cuánto te sale. Te embalan las cosas valiosas, vienen con canastas y cajas y vos sólo vas a tener que mirarlos mover cosas. Yo probé pidiendo un presupuesto desde Caballito hasta Olivos, a un edificio de cuatro pisos, y me calcularon $10.000.

#3 Lo que no te puede faltar ni a palos

Consulté a varias personas que se mudaron y todas dicen lo mismo: hay dos cosas que no pueden faltar y para las que no hay reemplazos. Una es la heladera y otra es el colchón.

Para la heladera la solución puede ser más fácil: pedirsela a un familiar que tenga alguna de sobra en el fondo de la casa. Con Facebook, hoy la cosa es sencilla, ¡posteo emotivo y listo!

Si esto no resulta, habrá que comprarla. Con un presupuesto acotado, lo mejor es apuntar a una bien chica y sin freezer, que pueden conseguirse por alrededor de $3.000 y $5.000 y en cuotas.


El colchón es algo caro. Si la familia no lo regala, no da mudar el colchón de la adolescencia. Una solución de compromiso puede ser… un colchón inflable. Vienen con inflador y hasta con almohadas. Salen más o menos $600.

Yasmín G. agrega sábanas, toallas, escoba, secador y trapo de piso. Julia O. dice “algo para sentarse, aunque sea dos banquitos” y yo te agrego una mesa. Emiliano M. enumera: “juego de cubiertos, olla, vaso, plato, sartén, asadera, taza y una pava”.

No, no me olvidé de la TV. Pero, con Netflix y similares, no hace tanta falta. Además, si en lo de tus papás ya tienen habilitado un sistema como Cablevisión Flow (te deja ver los canales de cable con una app) les pedís la clave y listo (no les cuentes que fue mi idea, por favor).

Detalle: lo que vas a necesitar sí o sí es conectividad. Usar el celu como modem te puede salvar unos días pero sale muy caro.

¿Cuánto cuesta mudarse, al final?

Hagamos la cuenta hasta acá, con lo esencial, y suponiendo que no hay regalos de por medio:

La visita de un electricista y gasista, si no tienen que arreglar nada, salen (según IguanaFix) desde $350 cada uno. O sea, mínimo $700, pero por las dudas digamos $1.000, por si hay que arreglar algo.

Ya dijimos $5.000 de la mudanza, $600 del colchón inflable, $300 por las sabanas, otro tanto de las toallas, 2 sillas y una mesa (la más barata posible) por $600, y unos $1.000 para gastar en el bazar (así no te falta nada). No voy a sumar un smartphone o computadora, porque supongamos que ya lo tenías de antes.


Así las cosas la cuenta da $7.500 que hay que sumar a todo lo que ya gastaste con la inmobiliaria.

#4 Lo que es opcional pero está copado si te da el presupuesto

Hay cosas que podes agregar si la billetera da porque te van a hacer la vida más sencilla.

Número 1, la pava eléctrica. Por $300 te conseguís una buena y barata.

Número 2, horno eléctrico. Esto sale un poco más caro, alrededor de los $1.000.

Número 3: las cortinas de tela. Fundamentales si las ventanas no tienen cortina. Entre las cortinas y los barrales, te puede salir (mínimo) unos $ 1.500.

Inés María T. agrega la número 4, una plancha. Nosotros le decimos: no todo el mundo planchan la ropa a esta altura del partido. En todo caso, la más barata sale alrededor de $350.

Número 5 y volviendo al smartphone: un parlante portátil con conexión Bluetooth para que la música se mude con nosotros, Spotify o YouTube mediante. Con $200 acá estás bien.


Te agrego un sexto: el Chromecast (o algo similar). Si tenés TV con entrada HD, el Chromecast para usar con streaming es fundamental, y sirve para demostrar que no todos necesitan contratar servicio de videocable o conectar una antena para ver la TDA (Televisión Digital Abierta). Valor: $ 1.050.

Todo esto da $4.400, más los $7.500 obligatorios. Por ahora vamos $11.900.

#5 Todo eso que te vas a olvidar

Hay cosas que uno no suele anotar en la lista antes de mudarse y durante los primeros días suelen faltar. Los consultados dieron respuestas disímiles.

Inés María T. habló de biromes, Julia O. dijo alfombra para la bañera y tender para colgar la ropa, Emiliano M. mencionó el abrelatas, la espumadera y el colador. Lo mejor es hacerse una listitita y pasar por el bazar o pasársela a amigos y favorecedores.

A esto hay que agregar venenos contra insectos varios. Sea en casa o en departamento, las grandes ciudades están llenas de cucarachas, por más limpio que uno sea. Y nunca se sabe cuando puede aparecer un hormiguero o una invasión de mosquitos gentileza de la humedad y el cambio climático.


Lo mejor, entonces, es separar unos $ 1.000 para darse una vuelta por el supermercado y el bazar para terminar de hacer las compras.

Sumado a lo anterior, y para dar una cifra redonda, digamos $ 13.000. Vivir solo no es fácil, queda dicho. Lo bueno es que todo esto que compremos se va a amortizar con los años y algunas cosas nos van a acompañar desde el departamento de 1 ambiente donde apenas entra una cama hasta la casa con patio y pileta de nuestra madurez o vejez (porque soñar sí que no cuesta nada!).