Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Tu guita

7 formas clave de ahorrar guita para tomarte un año sabático 💸

Actualizada 18/07/2017 07:27

Para cumplir el sueño de tu vida te recomendamos una serie tips para que repitas durante doce meses y tomes revancha al año siguiente. Te lo avisamos: no será fácil.

1) PRIMERO, LO ESENCIAL: CONVERTITE EN ERMITAÑO.

En algunos aspectos de la vida, el mundo es un lugar equilibrado. Por eso, soñar con un año sabático no es imposible, nada más implica que antes -o después, si decidís endeudarte y pagar tus gastos más adelante- pases un año muy pero muy gasolero.

Empezá por lo más básico: cambia las idas al cine por una peli en Netflix -si la mirás desde una cuenta ajena, mejor-, dejá de pagar entradas a recitales y andá a ver sólo a las bandas que tocan gratis en algún evento o festival, y olvidate de ir a comer afuera. No hay viernes ni sábado por la noche que una bebida comprada en el chino y una buena lista de Spotify no puedan arreglar.

OJO: Esto también incluye cortar todo vicio. Desde el cigarrillo hasta tus capuccinos con latte art, decile chau a todos.

2) LABURÁ. LOS FINES DE SEMANA TAMBIÉN.

De lunes a lunes, sí. Ese sentimiento glorioso que te genera sólo el pasar doce meses sabiendo que podés levantarte todos los días y no ir a la oficina se paga transpirando la camiseta en algún momento previo o posterior a tu año de libertad.

Además de conseguirte un laburo fijo, lo ideal es sumar otros extra que hagan la diferencia cuando empieces a contar todo lo que ahorraste para tu objetivo.

En sitios como freelancer.com, Workana y bumeran hay algunas ofertas para hacer laburos freelance o en eventos -por algunas horas en fines de semana- que pueden ayudarte a sumarle algunos ceros a lo que hay en tu alcancía.

3) EL TUPPER, TU NUEVO MEJOR AMIGO.

Como mínimo, olvidarse de armar una vianda con lo que sobró del fin de semana cuesta cerca de $ 70 -a menos que compres tu almuerzo en algún lugar de comida por peso y comas muy poquito-. Con ese precio de base, al año gastás más de $ 10 mil, y eso sólo si tu menú del mediodía lo buscás fuera de la oficina hasta 3 veces por semana.

En cambio, si esa plata la usás para comprarte paquetes de fideos a $ 22, los 454 paquetes de 500 gramos que podrías comprar te resolverían lo que comer durante 1.818 almuerzos.

4) CAMBIÁ LA SUBE O EL TAXI POR UN CASCO.

Moverse en bici es la forma más barata de viajar a cualquier lado. Por eso, para ahorrarte todas esos esos billetes que le cargás a la SUBE por semana, charlá con tu bicicletería amiga, contales a todos ahí tu sueño y que te ayuden a arreglar esa playera que abandonaste hace años.

Si sólo te tomás un bondi y hacés un trayecto de $ 6,25 dos veces al día, en un año de reemplazo por moverte pedaleando te ahorrás $ 3.000. Si tus trayectos diarios al trabajo incluyen además un viaje ida y vuelta en subte o tren, lo que te ahorrás en bici ES EL DOBLE. ¿El bonus? Con todo el ejercicio que vas a hacer, pagar la cuota mensual del gimnasio no va a ser necesario.

5) VIVÍ CON TUS VIEJOS

Puede parecer una tortura transitoria, pero es tu mejor opción. Si la relación entre tus viejos y vos lo permite, vivir con ellos te ahorra muchísimos dolores de cabeza incluso si la condición para convivir es que los ayudes a que los números cierren cada mes en el presupuesto familiar. Más allá de los servicios de agua, gas y luz a pagar y los tickets del súper para llenar la heladera, hay algo de lo que casi seguro vas a zafar: el alquiler.

6) VENDÉ TODO.

‘Todo vuelve’ es algo que dicen las abuelas que esperan que algún día usar hombreras ya no sea de vieja. La realidad es que cada día que pasa tu ropa sin uso pierde, además de sus chances de ser usada por vos, valor económico. Si no vas a donar lo que ya no usás, al menos vendelo. Y lo mismo podés hacer con libros, CDs, y todo lo que no tocás hace años. Hay un montón de apps y grupos de Facebook disponibles para hacerlo. Te dejamos sólo algunas: letgo, OLX, MercadoLibre, CHEAP 2 CHEAP.

7) EN TU CUMPLEAÑOS, NAVIDAD O TU RECIBIDA: PEDÍ PLATA.

En un futuro cercano va a convertirse en el mejor regalo que alguna vez podrías haber pedido. Te sorprendería de verdad lo mucho que podés hacer engordar a tu billetera de ahorros si a cada amigo o familiar le pedís que en esas ocasiones especiales en las que quieren premiarte con algo reemplacen al par de medias, pack de bombachas o caja de boxers por $ 50 o $ 100. Cuando estás a punto de pasar doce meses sin un ingreso fijo, todo suma. POSTA.