Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

tips para vivir mejor

Tengo 25 años y NO SÉ QUÉ HACER con mi vida 🤔

Actualizada 04/01/2017 03:51

Lo charlé con muchos amigos y todos tenemos muchas dudas sobre el ESTUDIO, EL LABURO Y LAS RELACIONES. Te cuento que salió de tanta charla.

NO SÉ QUÉ HACER CON MI VIDA

A medida que empezamos a transitar la mitad de la década de los veinte, cada vez más conversaciones que tengo con mis amigos terminan en ese lugar.

Algunos acaban de terminar la facultad y no tienen muy claro para dónde arrancar, otros nos estamos dando cuenta de que lo que pensamos que nos iba a hacer felices tal vez no está taan bueno. 

Un par se cambiaron de carrera varias veces y están cruzando los dedos para que esta sea “la posta”, mientras que un puñado está frustrado por no poder encontrar trabajo de lo que estudiaron.

Entre mates o cervezas le damos vuelta al asunto, nos descargamos, nos damos recomendaciones y – obviamente - nos reímos de nosotros mismos.


 

LAS PREGUNTAS
  • ¿CUÁNDO VOY A SABER QUÉ ES “LO MÍO”?
  • ¿ALGUNA VEZ ENCONTRARÉ EL TRABAJO QUE QUIERO?
  • ESTOY HARTO/A DE TIRAR CVS POR TODOS LADOS ¿CUÁNDO VOY A ENTRAR A ALGÚN LUGAR QUE ME GUSTE?
  • ¿Y SI ESTA CARRERA TAMPOCO ES LO QUE ME VA A HACER FELIZ?
  • ¿VALE LA PENA TODO EL TIEMPO QUE LE ESTOY DEDICANDO A MI TRABAJO?
  • ¿O DEBERÍA HACER ALGO POR MI CUENTA?
  • SÉ LO QUE QUIERO HACER, PERO ¿CÓMO ME VOY A MANTENER CON LO QUE PAGA ESO?
  • QUIERO CAMBIAR DE CARRERA PERO ¿NO ES MUY TARDE YA?
  • ¿Y SI DESCUBRO QUE NO SOY BUENO EN LO QUE ME GUSTA? 


 ¿ES ALGO GENERACIONAL?

Muchos afirman que esta continua búsqueda, estos cuestionamientos constantes y esta sensación de incertidumbre es común de todos los jóvenes, pero particularmente común en esta generación.

Como explica la psicóloga Gabrielle Lewine en la revista Psychology Today, los veinteañeros estamos pasando por lo que los expertos llaman “adultez emergente”, una nueva etapa – que en su mayoría las demás generaciones no vivieron – en donde posponemos cosas como casarnos y tener hijos para explorar primero distintas posibilidades y ver qué es lo que realmente queremos hacer.

La exploración y la libertad de elección son valores que están muy arraigados en nuestra generación.

Esto quiere decir que, mientras los jóvenes de otras generaciones seguían los pasos “tradicionales”, nosotros tiramos ese mapa que la sociedad había diseñado y estamos probando qué onda, en una especie de ensayo y error que es lógico que nos traiga dudas – porque ahora tenemos que inventar cada uno nuestro propio mapa. 


INCERTIDUMBRE CON CALMA

Me pasó que después de charlar con varios amigos de distintas carreras, de distintos lugares y en distintos extremos de la década de los veinte, me di cuenta que todos compartíamos esa sensación de incertidumbre.

Pero no éramos los únicos: nuestros padres, aquellos que pensábamos que ya habían tomado todas las grandes decisiones de su vida y sabían qué pasos seguir, estaban parando la pelota a sus cincuenta y pico o sesenta y pico y preguntándose: “pero, en realidad, ¿Qué es lo que quiero hacer?”.

Parece que las preguntas nunca se van. Y resulta que en realidad nadie tiene todo resuelto. Habrá entonces que aprender a convivir en paz con la incertidumbre.


 HACER

Lamentablemente, por más que quise tomarme la incertidumbre con calma, parece que decirlo no es suficiente para realmente lograrlo.

Me di cuenta de que la mejor forma de luchar contra ese estancamiento que uno siente cuando no tiene bien claro para donde agarrar es hacer.

Hacer lo que a uno le apasione, como pueda, en el tiempo que tenga.

Buscar huequitos para hacer cursos, o empezar un pequeño emprendimiento o aunque sea dedicarle un rato cada día a leer sobre eso que te da curiosidad.

Lo importante es activar, porque la incertidumbre nos paraliza, y la parálisis nos da más incertidumbre – creando un círculo vicioso muy frustrante ¡Hacé! Y de a poco las cosas van a ir cobrando sentido.