Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

tips para vivir mejor

5 ideas para divertirte cuando no tenés un mango partido al medio 💸↘  

Actualizada 25/01/2017 04:07

Darse un gusto o hacer alguna actividad recreativa cuando lo único que te queda en el banco son pelusas puede parecer una utopía, y para eso te damos cinco ideas geniales para que relajes sin gastar demasiado.

Clases de lo que venga en casa

¿Las clases de baile, yoga o automaquillaje son un gasto que no podés bancar? En Youtube hay mil tutoriales de todo tipo para que puedas aprender a hacer cosas nuevas y relajantes sin tener que poner un peso.

Corré los muebles, apagá el teléfono, prendé la compu y dedicáte una hora a vos mismo como si estuvieras en un instituto.

Te recomendamos estas clases de Zumba super anti estrés, este canal increíble de YT que te enseña diferentes formas de Origami y estas clases de Yoga ideales para principiantes.

Sé turista en tu ciudad

¿Cuántas partes de la ciudad que los turistas que la visitan mueren por conocer pasás todos los días con el bondi y no tenés idea cómo son?

Averiguá los días que hay recorridos gratuitos y la agenda con las ferias y eventos a los que podés asistir sin tener que gastar y disfrutá de ser turista a cuadras de tu casa.

Podés encontrar BOCHA de actividades gratuitas acá.

Una cena gourmet sin presupuesto

El conocimiento es poder… y es poder agarrar esas tres cosas tristes que quedaron en la heladera llorando asilo y hacerte una cena copada sin tener que comprar ingredientes exóticos y carísimos.

Si cenar afuera excede tu magro presupuesto, googleá recetas con lo que tenés en la alacena, dale rienda suelta a tu creatividad y armate un plato digno de restaurant sin salir de tu casa.

Poné el mantel lindo, unas velitas, música ambiente y disfrutá sin pasar la tarjeta.

Inspirate con tutoriales como los de Tenedor Libre y Paulina Cocina que le meten onda a TODO.

El spa casero

Es más relajante no endeudarse que ir a ese spa carísimo que tenés en mente y no podés garpar (al menos ahora).

Armar tu spa en casa no lleva más que desconectarte de la sociedad un rato, invitar a un par de amigas y que cada una traiga sus productos de belleza, googlear algunas mascarillas caseras, clavar CD de Enya y disfrutar de una experiencia embellecedora que no afee el resumen de la tarjeta.

Podés sacar ideas como esta de tutoriales para hacer mascarillas zarpadas en casa.

Armáte un club de cine con amigos

Juntá a un par de amigos que estén en la misma que vos y armen un club de cine: cada semana uno propone una película para ver online, y se juntan y la discuten tomando algo o con una picadita comunitaria que no le genere demasiado gasto a ninguno.

Vas a ver cosas diferentes a las que verías normalmente sin gastar en una entrada de cine y con la excusa de debatirla, hacer unas juntadas más que interesantes sin tener que ir a un bar a gastar más guita de la que podés.

Datazo: Si no se te ocurre qué ver, IMDB sacó esta lista con 100 películas que hay que ver sí o sí.