Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

tips para vivir mejor

4 formas de ayudar a los animales callejeros aunque NO PUEDAS adoptar uno

Actualizada 24/10/2016 06:58

No hace falta tenerlos en tu casa. Hay varias maneras de demostrar que los bichos TE PUEDEN y querés darles una mano.

Sos de los que se indignaron con las fotos de Victoria Vannucci y Matías Garfunkel.

Te gustan MUCHO los animales, pero vivís en un monoambiente, no te dejan tener muchas mascotas o tu casa ya parece un zoológico y no hay lugar para traer nada más.

Si alguno de esos es tu caso, te cuento que hay muchas maneras en las que podés ayudar a los perros y gatos callejeros (y otros animales también), aún si no tenés posibilidades de sumarlos a tu familia.


1) Ponete en contacto con organizaciones proteccionistas y ofrecete como voluntario

Donar un poco de tu tiempo ayuda muchísimo a que las fundaciones que rescatan animales sigan funcionando.

Si sos profesional también podés ofrecer tu trabajo: siempre buscan un contador, diseñador o lo que sea. Algunas de las organizaciones más conocidas son El Campito Refugio o Proyecto 4 patas, pero hay miles.


2) Si no tenés tiempo, también podés donar plata

Buscá en las fundaciones o incluso personas particulares que dedican su tiempo libre a rescatar animales de la calle, como por ejemplo María Victoria Godoy o Laura Alfonso.

Podés ser donante regular, donar para atención veterinaria de un animalito que lo necesite por única vez o apadrinar castraciones.

En muchos lugares también aceptan donaciones en especies: jeringas, antiparasitarios y medicación en general, vendas, alimento balanceado, etc. Muchas fundaciones, como Mascotas en adopción o Cascote un perro macanudo, también ofrecen artículos a la venta como tazas, remeras o llaveros para que puedas colaborar.


3) Podés tener un perro o gato hasta que encuentren hogar definitivo

Quizás vivas en un lugar muy chico o por distintos motivos no te puedas comprometer a adoptar una mascota por el resto de su vida, aunque te gustaría.

Si este es tu caso, podés ser lo que se llama “hogar de tránsito”, es decir, ofrecés tu casa para que un perro o gato viva con vos hasta que lo adopte su familia definitiva.

Muchas veces las fundaciones que dan animales en tránsito se hacen cargo de todos los gastos. Si sos de Capital o GBA y no tenés otras mascotas, podés sumarte a este grupo, pero si buscás “tránsitos” en Facebook vas a encontrar muchos más.


4) Ayudá a difundir en redes sociales y sumate a campañas que ayuden a los animales

Podés retuitear o compartir cuando veas que un perro o gato necesita encontrar un hogar, participar en campañas de ideame como esta o buscar campañas de firmas de change.org, como esta para prohibir a las carreras de galgos.

Acá hay un paso a paso por si querés dar ayuda.