Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Tips para sobrevivir

6 consejos que te van a servir si decidiste TOMARTE UN TIEMPO CON TU PAREJA

Actualizada 31/10/2016 04:28

Propusiste (o te propusieron) hacer una pausa. Acá te tiramos data para que quede claro qué se puede y que no. Y cómo aprovechar a FULL estar sol@.


1) DEFINÍ PARA QUÉ SE TOMAN UN TIEMPO

Por lo general, uno propone y el otro recibe la propuesta. Pero es súper importante que los dos estén dispuestos a sacar algo bueno de eso para no sufrir MAL.

Hay que ser sincero con uno mismo:¿estás usando "tomarse un tiempo" como eufemismo de separación?

Si ya tomaste la decisión de separarte, no seas cagón/cagona y cortá, porque si no estás haciendo sufrir a la otra parte al pedo.

Si pensás que así es más fácil porque es una "separación pero despacito", creeme que no, separarte va a doler igual, solo le estás agregando una agonía innecesaria en el medio.


2) ESTABLECÉ REGLAS COMUNES Y NECESARIAS

¿Cuánto tiempo es "un tiempo"? ¿Está permitido acostarse con otras personas durante ese período?

¿Pueden comunicarse en caso de que pase algo importante o prefieren cortar toda comunicación? ¿Qué onda los amigos en común? Aclárenlo antes para evitar momentos incómodos después.


3) MANTENÉ LA MENTE ABIERTA

Tratá de soltar preconceptos sobre la relación y fijate de verdad cómo te vas sintiendo en cada momento. Si soltás prejuicios y prestás atención, puede que te sorprendas.


4) LOS DE AFUERA SON DE PALO

Aprendé a tomar con pinzas los consejos de los demás. La mayoría de tus familiares, conocidos y amigos te van a decir qué deberías hacer y cómo te deberías sentir.

Seguro que es con LA MEJOR ONDA, pero hacé la tuya. Esto se trata de lo que VOS necesitás: si no tenés ganas de salir el sábado a la noche y todos te insisten, no salgas. Y viceversa.


5) PENSÁ QUÉ QUERÉS DE UNA RELACIÓN Y QUÉ NO

Cuando uno está en pareja (especialmente si hay convivencia de por medio), tiende a pegarse al otro y a veces es difícil diferenciar qué quiero yo como persona de lo que queremos nosotros como pareja.

Este es un buen momento para reflexionar bien. Pensá qué cosas te gustan de tu pareja y qué cosas no, pero principalmente, pensá qué cosas te gustan de vos mismo/a cuando estás con él o ella y cuáles no.


6) APROVECHÁ EL TIEMPO PARA RECONOCERTE Y DISFRUTAR LA SOLEDAD

Hoy no sos la misma persona que hace 2, 5 o 15 años. Y cada tanto está bueno frenar y no dar por sentado cosas que nos parecen obvias.

Volver a pensar quién sos, qué querés y cuáles son tus proyectos te va a servir sigas o no con el otro, e incluso es un buen ejercicio para hacer cada tanto, estés o no de novio/a.

Hacé que este tiempo te rinda sin importar qué pase después.