Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Tips para sobrevivir

10 cosas que tenés que saber para NO HACERTE MIERDA con el sol

Actualizada 10/11/2016 06:52

Si no te cuidás, estás re quemado (y eso no es nada bueno). Le pregunté a gente grosa y me tiró estos tips.

1) No te expongas entre las 11 y las 16 hs: está bien, ya lo escuchaste mil veces pero ¿lo cumplís?

2) Usá doble protección: fijate que el protector solar sea de amplio espectro, o sea que tenga cobertura para rayos UVA y UVB; ambos producen cáncer de piel.


3) Olvidate de los aceites, los “bronceadores” y de la Coca-Cola: usá protección, no gastes guita en productos que te ponen “marrón”: no te bronceás, te quemás. Y las recetas caseras, ¡bueno! Por ahí alguna tía te contó que, en los ‘80, se tiraba Coca-Cola y se ponía bajo el sol para estar “dorada”... Sí, como un pollo al spiedo.

4) Invertí en unos buenos anteojos: fijate que tengan protección UV. Dejá de tirar facha con unos Ray-Ban de 80 pesos. Tampoco es necesario que desembolses mil mangos. Olvidate de la marca, andá a una óptica y comprá unos buenos. Los rayos solares también te joden los ojos.


5) En la sombra, igual te quemás: recibís un 50% de radiación ultravioleta. Sucede algo similar un día nublado: recibís entre un 50% y 85% de radiación.

6) No vale cambiar de factor de protección: empezás la temporada con un FPS 35 y después bajás a 15 porque ya tomaste “color”. El daño que te produce el sol es el mismo y es acumulativo. Usá siempre el mismo factor. Lo recomedable es de 30 para arriba.

7) Ponete la gorra: en este caso, es válido. Puede ser también un sombrero, un pañuelo o cualquier cosa que te cubra la cabeza.


8) Acordate que la protección no es infinita: ponete protector 30 minutos antes de exponerte al sol y después reforzá cada dos horas. Si te metiste al mar, la pileta, el río o transpiraste, volvete a poner (aunque uses protector resistente al agua).

9) No cambiés sol por cama solar: su radiación es tan dañina como la del sol.


10) Tené en cuenta “esos” lugares: ¿Nunca viste a alguien con medias en la playa? Se había hecho bolsa los empeines.

Acordate de ponerte protección ahí, en las orejas, las manos, detrás de las rodillas y, si estás usando una traje de baño más chico que el año pasado (bien por la sunga!), mandá mucha protección en las zonas vírgenes de sol.