Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Tecnología

Mirá cómo es Elbow, una especie de walkman para escuchar esos viejos cassettes 🎧

Actualizada 08/04/2017 03:30

Increíblemente los cassettes siguen muy presentes en el siglo XXI, ya sea por una cuestión de que ni nuestros papás ni nosotros queremos tirarlos, o que son una linda decoración, los pequeños rectángulos siguen formando parte de nuestra casa.

Cómo dato de color el informe anual de Nielsen destaca que el año pasado las ventas de este formato se incrementaron un 74% en Estados Unidos.


Lo mismo pasó con el vinilo y esto visibiliza un sector de mercado adicto a la música y a la nostalgia.

Elbow es un nuevo modelo de reproductor de cassettes que poco tiene que ver con los clásicos walkman, excepto que también usa auriculares. Intenta salir a la venta el próximo año (2018) con un diseño cercano al de los gadgets actuales y la intención de recuperar este objeto vintage para las nuevas generaciones.


Volvé a revivir esos compilados que hiciste con temas de la radio.

Elbow no es mucho más grande que una pinza que se engancha a una de las ruedas del cassette y a la vez se puede llevar adherido a la ropa como si fuera un pin. El prototipo, que se encuentra en plena fase de desarrollo y financiación y que todavía no está a la venta, ha despertado el interés de la comunidad digital: su vídeo de presentación ha acumulado 1,2 millones de visitas en sus tres primeras semanas de publicación.


La parte superior de su reproductor pasa por la cinta magnética para leer la información sonora que encierra y tiene un pequeño control en forma de rueda que inicia la reproducción, regula el volumen y cumple la función de fast forward.


Además de tener una toma para los auriculares, Elbow tiene un conector mini USB con el que cargar la batería del mismo. Además la idea es que también se pueda pasar las canciones del cassette a la pc.


¿Y CUÁNTO COSTARÍA?

Partamos por la base de que el producto no está terminado, pero sus creadores creen que podría costar unos 50 dólares, $760 pesos aproximadamente (pero no nos olvidemos que de llegar acá, lo harían vale $6.000 cómo mínimo…)

Fuente: VERNE.