Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Tecnología

Aunque no lo creas hay muñecas sexuales con inteligencia artificial 🤖

Actualizada 19/10/2017 04:20

Podría ser una película de ciencia ficción, pero en esto hay menos de ficción de lo que te imaginás.

Las “muñecas inflables” de los sex shops en un momento no resultaron suficientes y algunos se pusieron a pensar que surgiría de cruzarlas con un robot.

Estas son algunas de ellas.

ROXXY


La empresa TrueCompanion es la creadora de la primera robot sexual del mundo. El comprador puede elegir su color y corte de pelo (?), color de piel, de ojos y hasta depilación.

Roxxy sabe tu nombre, que te gusta, puede conversar y expresarte su amor. Según las cálidas palabras de su sitio, es “anatómicamente consistente con una humana”, por lo que se puede hablar con ella o tener sexo. Y, si elegís esto último, tené en cuenta que podés incluso hacer que tenga un orgasmo.

SAMANTHA


Samantha es una muñeca sexual con inteligencia artificial: lo que sus creadores llaman un “genoma”, el cual controla su personalidad, intuición y reacciones.

Está previsto seguir desarrollando este genoma para conseguir que la robot tenga desde un sentido de la moral hasta un sistema nervioso que simule el de los humanos.


Su estructura le deja también contar chistes, decir frases motivacionales, ponerse romántica y dormir, entre otras actividades.

Sí, claro, tiene además tres modos de sexo a elección del usuario.

Según explican, a medida que su ¿dueño? ¿usuario? ¿comprador? ¿compañero? interactúa, se sincroniza con él para alcanzar el orgasmo juntos porque Samantha -sí- se excita cuando se la toca.


Recientemente esta sexbot fue presentada en el Arts Electronica Festival de Linz, donde uno de sus desarrolladores denunció que decenas de hombres la habían abusado y maltratado tanto durante su exhibición que había quedado inutilizable. La organización del evento rechazó las acusaciones pero, ¿nos costaría creerlo?

HARMONY


Harmony es una RealDoll 3.0 y tiene la capacidad de hablar. Abyss Creations hace maniquíes sexuales realistas que, ahora, incorporan una inteligencia artificial básica y opciones para crearles una “personalidad”.


Los objetivos de la empresa — que se maneja sin pudor con un lenguaje muy misógino serían "proveer relaciones satisfactorias a pobres hombres dañados por las mujeres de carne y hueso".

Mientras tanto, y muy acorde a su -como mínimo, cuestionable- filosofía, las han provisto de un rango de emociones que va de “celosa” a “generosa” y esperan que sus figuras sean lo más humanas posibles, sólo que sin que se puedan quejar.Veamos qué tal resulta eso.


Fuentes: Inverse, Synthea Amatus, The Mirror, True Companion.