Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Rugby

Conocé al rugbier medio argento que juega en la selección de Brasil 🏉

Actualizada 02/03/2017 07:33

Caique Segura es un pibe que está viviendo el sueño de muchos. Con solamente haber mandado un mail, hoy da vueltas por el mundo haciendo lo que más le gusta.

“Cuando empecé a jugar al rugby tenía 16 años. Era muy gordo, tímido y me la pasaba en la calle con gente que decía ser mi amiga, pero era mala junta”, le cuenta a UNO.


“Arranqué en el 2012 en el equipo del colegio. Después varios conocidos me empezaron a joder para que me anotara en el Círculo Universitario de Quilmes y así fue. Así llegué al club”, dice.


No andaba bien de salud. Tenía obesidad de 3° grado y prácticamente no podía hacer nada. No podía seguir el ritmo de un típico chico de su edad. 

Pero gracias al entrenamiento, en 4 meses bajó 30 de los 159 kilos que pesaba. Empezó a sentirse mejor y a partir de ahí decidió ser más consciente con su cuerpo.

Los cambios no fueron solo físicos.

En el club quilmeño conoció un montón de gente que valía la pena.

Se puso de novio y se sintió por primera vez parte de un lugar, de una familia. Y para él eso fue lo más importante.

“Empezar a jugar al rugby me hizo cambiar la cabeza, me hizo mejor persona”, le dice a UNO.


Hay un dato fundamental en toda esta historia: Caique nació en Brasil, pero a los 8 meses se vino a la Argentina.

Medio en joda, medio en serio, los amigos le dijeron que probara con mandar un mail a algunos equipos brasileños de rugby.

Como no perdía nada con probar, les hizo caso.

Mandó un par de e-mails y ZAS!

En menos de una semana ya estaban interesados en él. Hoy está jugando en Niteroi Rugby Clube y además es parte la selección brasileña.


En un año y medio, Caique salió campeón con Nafor -un equipo del nordeste del país vecino-, se instaló en Brasil y recorrió gran parte de Europa, América Latina y Estados Unidos.


 . A    “Estas cosas nunca te las imaginas, pero así es el Rugby. Tuve la suerte de pocos. Así que todos los días doy el máximo por mi familia, mi novia, mis suegros y mi club que me apoyan en todas”