Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Películas

9 películas que nunca llegaron a filmarse 🎥

Actualizada 10/07/2017 03:01

Las idas y venidas de los ejecutivos de los grandes estudios pueden ser fatales para algunas películas. Cambios en el guión, escenas filmadas de nuevo, incluso despidos de miembros de la producción pueden ser las medidas que se tomen con la intención de no perder dinero en la taquilla.

Pero algunas películas ni siquiera tuvieron ese beneficio, habiéndose cancelado antes de que empiece el rodaje mismo. Estos son nueve casos donde sucedió eso:

1. DUNE


Jodorowsky contrató al ilustrador francés Jean Giraud (Moebius) y al artista suizo H.R. Giger para realizar los conceptos visuales de Dune, la novela época de ciencia ficción escrita por Frank Herbert. Además llamó a Douglas Trumbull, creador de los efectos visuales de 2001: Odisea del Espacio, la banda de sonido sería compuesta por Pink Floyd y se planeaba un elenco encabezado por Salvador Dalí, Orson Welles, Alain Delon y Mick Jagger.

La producción fue suspendida cuando los productores vieron que con el guión de Jodorowsky se podía hacer una película de 14 horas y cuando se enteraron de que el director había gastado 2 millones de dólares (de un presupuesto de 9 millones) solo en la preproducción. Dune sería filmada por David Lynch en 1984 con otro concepto, mientras que lo que sería la película del director chileno fue rescatado en el documental Jodorowsky’s Dune.

2. CRUZADE


¿Arnold Schwarzenegger protagonizando una película de acción en la época de las Cruzadas? Casi sucede, pero no. El director holandés Paul Verhoeven comenzó a preparar este proyecto tras finalizar El Vengador del Futuro (1990). La historia, situada a fines del siglo II, se centraría en un ladrón (Schwarzenegger) que evitaría la pena de muerte enlistándose en la cruzadas hacia Tierra Santa. El elenco contaría con Jennifer Connelly, Gary Sinise y Charlton Heston como el Papa Urbano II. El proyecto no pasó del guión; Verhoeven peleó contra la productora Carolco para obtener los 100 millones de dólares que costaría la película. Eventualmente los productores decidieron invertir en la película Cutthroat Island (1995), cuyo fracaso en taquilla hizo que la productora termine quebrando.

3. SUPERMAN LIVES


A principios de los ‘90, DC mató y resucitó a Superman como parte de una campaña para aumentar las ventas de sus historietas. En la pantalla grande se quería intentar algo similar; la última película del hombre de acero (Superman IV: The Quest for Peace, 1987) había sido un fracaso bochornoso. El productor Jon Peters compró los derechos del personaje y empezó a armar una película que llegó a contar con Kevin Smith como guionista. La opción natural para el director era Tim Burton, quien había demostrado que podía un proyecto de este calibre por sus exitosas Batman y Batman Returns. Smith fue despedido en cuanto el director asumió su rol y un nuevo guión fue encargado a Wesley Strick primero y a Dan Gilroy después. Nicholas Cage fue contratado para interpretar a Superman, mientras que nombres como Kevin Spacey y Christopher Walken eran considerados para interpretar a Lex Luthor y Brainiac respectivamente. La falta de avance y la suma de 30 millones de dólares solo en pre producción hicieron que Warner Brothers suspenda el proyecto. El documental The Death of “Superman Lives”: What Happened? cuenta como fue el proceso desde su concepción hasta su cancelación abrupta.

4. THE LORD OF THE RINGS


La saga de J.R.R. Tolkien se intentó llevar al cine desde que fue originalmente editada en los años ‘50. Más allá de la versión animada dirigida por Ralph Bakshi en 1978 (que solo cubría La Comunidad del Anillo y la primera mitad de Las Dos Torres), los intentos para llevar los tres libros a la pantalla grande nunca llegaron a buen puerto. Una de estas ocaciones tuvo como protagonistas a John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr. Los cuatro de Liverpool, con John como motor de la idea, querían protagonizar una película sobre los personajes de la Tierra Media. McCartney sería Frodo, Ringo interpretaría a Sam, Harrison le pondría el cuerpo a Gandalf y Lennon haría de Gollum. Incluso hubo conversaciones para que Stanley Kubrick dirigiese la película. ¿El gran problema? Tolkien no simpatizaba con la banda, y teniendo los derechos fílmicos en su poder decició no cederlos. Probablemente la película más rara que nos hubiese gustado ver alguna vez.

5. MEGALOPOLIS


Francis Ford Coppola anunció durante el Festival de Cannes de 2001 que estaba listo para comenzar su nuevo proyecto: Megalopolis. El guión ya estaba listo para que los potenciales actores sean audicionados. Incluso dijo que iba a ser su proyecto más ambicioso desde Apocalipsis Now. El director dijo que era “la historia de la batalla de un hombre por crear el mundo ideal… La pelea de un héroe por cumplir su sueño de crear una ciudad futurística”. Se presentaron storyboards y seis meses después, cuando sucedió el atentado contra las Torres Gemelas, Coppola dijo que su película iba a ser incluso más apropiada para esos tiempos. Cuatro años después el proyecto estaba muerto.

6. ALIEN 5


Lo que comenzó como una imagen en el Instagram del director Neil Blomkamp se terminó convirtiendo en una oferta de Fox para una película que sea parte de la franquicia. Blomkamp había terminado de filmar Chappie(2015), y sin querer convenció a los ejecutivos del estudio para escribir y dirigir una secuela de Aliens (1986) que eliminara de la continuidad Alien³ (1993) y Alien: Resurrection (1997). El director siguió subiendo dibujos de como imaginaba que se vería la película y Fox anunció que Sigourney Weaver volvería a interpretar a Ellen Ripley. Al mismo tiempo, Ridley Scott ya había estrenado la la proto-precuela de Alien, Prometheus (2012), y estaba preparando la secuela, que terminaría estrenándose como Alien: Covenant (2017). Fox tenía que elegir entre dos potenciales productos de su franquicia y eligió continuar con la película de Scott, dejando a Neil Blomkamp sin poder filmar la película de sus sueños.

7. EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS


Orson Welles ya era conocido por sus intervenciones en el teatro y por la controvertida versión radial de La Guerra de los Mundos, lo cual hizo que el estudio RKO intente reclutarlo para hacer una película. El proyecto que eligió Wells fue la aclamada novela de Joseph Conrad: El Corazón de las Tinieblas. El guión que entregó fue de 174 páginas (suficiente para filmar una película de tres horas) y la condición que ponía era que la totalidad de la película se contara desde el punto de vista del protagonista, Marlow. Eso significaría que el público estaría inmerso en la experiencia de ser el personaje principal. Wells llegó a realizar pruebas de cámara, pero RKO suspendió el proyecto ya que costaría aproximadamente 1 millón de dólares (el equivalente actual a 17 millones). Aún queriendo trabajar con Welles le sugirieron que presente otro proyecto, y este terminó entregando un guión llamado Citizen Kane.

8. NAPOLEÓN


Este puede ser el proyecto más grande jamás filmado. En 1968, Stanley Kubrick había estrenado 2001: Odisea del Espacio, y pretendía que su siguiente proyecto fuese sobre la vida de Napoleón Bonaparte, contando desde su infancia hasta su muerte. MGM tomó el proyecto, apuntando a un estreno en 1972 o 1973. Kubrick leyó más de 500 libros sobre la vida del emperador francés, con la intención de conocer hasta el más mínimo detalle que le otorgue completa veracidad histórica a su proyecto. Se tomaron más de 15.000 para potenciales locaciones, planeando que el rodaje se lleve a cabo en Francia, Italia y Rumania (donde habría asegurado 50.000 personas para hacer de soldados y caballería en las escenas de batalla). Kubrick estaba confiado en que esta sería su mejor película. Pero en 1970 se estrenó Waterloo, otra película sobre la vida de Napoleón que, si bien tuvo buenas críticas, no recuperó los gastos de producción. MGM decidió cortar el proyecto ya que podría costarle más de lo que planeaban. Todo el material disponible sobre la película inconclusa se recopiló en un libro de 1112 páginas editado por Taschen.

9. WATCHMEN


Considerada como una de las mejores novelas gráfica de todos los tiempos, Watchmen fue un hito cultural desde que se editó la primera de sus doce partes en 1986. El guión de Alan Moore y los dibujos de Dave Gibbons cuentan como, tras el asesinato de un héroe conocido como El Comediante, un grupo de ex-compañeros proscriptos por el gobierno debe investigar que sucedió y si otro puede ser la próxima víctima. Situado en un “mundo real” donde los vigilantes eran parte del status quo, la narrativa y la interconexión entre los personajes era muy difícil para llevar a la pantalla grande sin que haya grandes cambios. Los derechos cinematográficos fueron comprados en 1986 por los productores Joel Silver y Lawrence Gordon, que planearon realizar la película con Fox. Cinco años después el proyecto pasó a Warner y Terry Gilliam fue contratado como director. El guión que ya existía fue reescrito por Gilliam y su frecuente colaborador Charles McKeown, pero los ejecutivos del estudio lo calificaron de “infilmable”. Gilliam intentó nuevamente convencer al estudio del potencial del material, proponiendo una miniserie de cinco capítulos. Pero nuevamente fue el costo del proyecto lo que terminó matándolo. Watchmen quedó varada durante años, hasta que Zack Snyder (habiéndose hecho un nombre tras 300 y Sin City) decidió empezar de cero y filmar la versión que replica cuadro a cuadro el material original.

¿Conocés alguna otra?

Fuente: Soft Disturbances, Mental Floss, Uproxx, One Room With a View, IMDb