Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

naturaleza

Tomé Wheatgrass durante un mes y te cuento qué onda 🍶

Actualizada 28/11/2017 07:24

Seguramente hayas visto en los últimos tiempos una tendencia de “detox” dando vueltas por ahí y no sepas bien de qué se trata. Los procesos detox son justamente, procesos de desintoxicación que nos “limpian” y nos ayudan a mejorar nuestra salud y estética. Una de sus estrellas es justamente, el wheatgrass.

¿QUÉ ES EL WHEATGRASS?


Es un pasto de trigo que se cultiva orgánicamente (sin pesticidas, por supuesto) y que se procesa para que sea una bebida LLENA de minerales y vitaminas. En Argentina lo venden los chicos de Hello Pasto, que muy amablemente me alcanzaron el producto para que lo pudiéramos probar y contarles la posta sobre cómo funciona.

¿Qué promete?

Ser un energizante natural, ayudar a purificar y alcalinizar la sangre y a adelgazar, prevenir la caída del cabello y a reducir el azúcar y el colesterol. Para ver resultados, los expertos recomiendan tomarlo al menos un mes.


¿CÓMO SE TOMA?

Vienen en unos mini sachets congelados (apenas cosechado y licuado se congela de forma tal que no pierda sus propiedades) y lo dejás descongelar a temperatura ambiente unos minutos antes de tomarlo. Podes tomarlo solo, con agua o jugo, en licuados y hasta podes hacer dressings de ensaladas. Lo ideal es beberlo en ayunas.


¿TIENE CONTRAINDICACIONES? ¿PUEDE TOMARLO CUALQUIERA?

El wheatgrass es un alimento seguro, pero puede tener alguna contraindicación en algunas personas como náuseas, diarrea, dolor de cabeza y alergia.

¿Cuánto hay que tomar?

Los primeros 2/3 días, los chicos de Hello Pasto me recomendaron tomar media dosis (medio sachet) hasta que el cuerpo se acostumbrara. Luego, uno por día, que equivale a 30 ml.


MI EXPERIENCIA

Justo antes de empezar el tratamiento tuve que hacerme unos análisis de rutina y los valores estaban perfectos, pero soy de la escuela de “sumemos en la vida todo lo que sume” y empecé a probarlo.

A la vez seguí mi rutina normal (comiendo sano casi todos los días, 5 días de ejercicio por semana) y estoy haciendo un tratamiento para el acné así que sobre una base bastante sana puedo decirles si vale la pena o no.

¿Tiene gusto a pasto?

Y si, chicos, tiene gusto a pasto. No es terrible ni intomable, PERO recomiendo fuertemente que lo mezclen con un jugo natural o un licuado para que lo incorporen igual sin tener que pasar por ese sabor que no es muy amable en ayunas. Me habían avisado que podía sentir alguna reacción negativa los primeros días (dolor de cabeza o naúseas) por el proceso mismo de desintoxicación, pero la verdad no tuve ninguna.


LOS CAMBIOS

A partir la tercer semana más o menos empecé a notar que haciendo el mismo tratamiento de siempre para la piel empecé a brotarme menos, a tener la piel más luminosa y pareja. Y no cambié ni la medicación, ni las cremas, ni la rutina, así que creo que fue regalo del wheatgrass.

Con respecto a la energía, no se trata de sentir un rush tipo Creamfields, sino que lo que vas a notar es que la fatiga disminuye bastante durante el día. Yo lo sumé a una rutina saludable, que de por sí te da mayor bienestar diario, pero sí sentí una diferencia: menos agotamiento, más pila a la hora de hacer ejercicio, mayor lucidez.


Con respecto a los valores de colesterol, glucemia y demás, quiero aclarar algo que charlé con mi nutricionista desde el principio de los tiempos: no sirve con tomar algo si no hacés los cambios básicos así que tomen el wheatgrass como un aliado que está buenísimo, que funciona y es mucho mejor y más natural que un multivitamínico en pastillas, pero que no les va a suplir bajo ningún término una conducta saludable en alimentación y estilo de vida. Y siempre, siempre, consulten a su médico antes.