Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Música

LMS, Movimiento urbano: el grupo de percusión que la está rompiendo 🤘

Actualizada 04/06/2018 06:48

La propuesta es tan simple como compleja. Un grupo de 35 músicos y bailarines que cambian de escenario todos los meses. No es una murga, no es un grupo de percusión, no es un grupo de danza: es todo eso y mucho más.

Durante los shows de LMS podes escuchar una cumbia, un hit de hace quince años o un tema actual reversionado acompañado con un grupo de baile contagioso y diferente que hace que no pares de moverte un segundo.

El nacimiento de los mismos de siempre

LMS nació en el 2000 dentro del ambiente murguero pero cada vez el público se fue diversificando más y son de las joyitas del under.


“Nos movía el deseo de ampliar la propuesta artística del circuito de carnaval porteño. En ese momento el proyecto implicaba un gran desafío. El hecho de estar juntos “los mismos de siempre”, generaba una energía que nos unía y retroalimetaba las ganas de realizar este sueño que se fue reinventando a través de los años”, cuenta Maximiliano Correale, uno de los 35 miembros del staff que une personas con diversas profesiones y ocupaciones entre los que se encuentran músicos y bailarines profesionales.

HACIENDO DE CADA RITMO ALGO PROPIO


“En los inicios comenzamos funcionando ritmos murgueros con samba reggae y batucada. El desfile incluía 200 integrantes con un despliegue circense único. A mediados del año 2005 agregamos guitarra y bajo, dándole un toque particular a nuestro estilo musical. A partir del año 2014 abandonamos definitivamente el formato carnavalero, para incursionar en nuevas fusiones que fueron posibles con la incorporación de instrumentos como teclado, trompetas, trombón, saxo, armónica, congas, timbaletas y otros accesorios”, explica Maxi.

¡A BAILAR!


Hay más que sonido en un show de LMS: hay reversiones inesperadas de temas, mashups impensados y un grupo de baile que no le tiene miedo a ningún ritmo.

De la mano de su innovadora coreógrafa, Antonella Tell, pasan por tango, cumbia, pop y hasta danza contemporánea en una misma canción transformando un recital en un evento completo y complejo que no pierde ni un segundo el espíritu fresco y original.

EL GRAN CAMBIO DEL PÚBLICO


“En la medida que el show fue cambiando se empezaron a sentir atraídas personas de otros ambientes de la música, algunas de ellas se incorporaron y enriquecieron nuestra búsqueda con su experiencia. Tanto en lo musical como en la danza se proponen constantemente ideas para generar nuevos contenidos entre un show y el otro. Desde el área de producción se piensan diferentes opciones para que cada presentación tenga un matiz diferente”, cuenta Maxi, explicando por qué una vez que vas a verlos querés seguirlos en cada fecha: ninguna es igual a la otra.

AUTOGESTIONADOS, UNIDOS Y ORGANIZADOS


“Desde un principio nos propusimos que LMS sea autogestivo. Los ingresos generados se invierten en técnica para la banda y en la capacitación de los integrantes”, cuenta Maxi. Hacen castings para que nuevos integrantes puedan sumarse y seguir creciendo.

PRÓXIMOS PASOS


“Estamos cerrando una gira por el interior, antes de diciembre nos presentaremos en Entre Ríos, Rosario y Córdoba. En el futuro nos gustaría seguir tocando con continuidad y seguir generando contenidos que nos mantengan conectados con el público”, dijo.

Para saber cuál es la próxima fecha e ir a disfrutar de una espectáculo increíble, podés encontrarlos en redes como LMS Movimiento Urbano.