Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

mujeres

Lilianne armó una movida mundial para que cada mujer pueda decidir sobre su cuerpo y nos contó su historia ✊

Actualizada 18/10/2018 03:37

Lilianne Ploumen viene de una familia de granjeros holandesa. Creció en las décadas del '60 y '70 y fue criada como católica ⛪

En enero del año pasado Trump anunció que el gobierno de Estados Unidos iba a dejar de pasarle guita a ONGs que promovieran el derecho al aborto. Fue una de sus primeras medidas como presidente. En ese momento, Lilianne era la Ministra de Comercio exterior y Cooperación para el desarrollo de su país. Y aunque ahí el aborto ya era legal, la noticia la indignó tanto que decidió hacer algo igual 👇


De esa necesidad nació SheDecides, un movimiento mundial que busca promover, proveer, proteger y mejorar los derechos fundamentales de cada chica y mujer a nivel mundial 💪 En su manifiesto, el movimiento dice que ellas “deben poder decidir sobre sus propios cuerpos para después poder decidir sobre el resto de sus vidas y su futuro. Sin cuestionamientos” 👊

Lilianne nos contó por teléfono que a las pocas semanas se coparon un montón de representantes de más de 50 países, desde empresas a gobiernos. Al día de hoy, la movida ya junto más de 450 millones de euros para bancar a las organizaciones proaborto 💸💸💸


“Al firmar esa política, Trump también le sacó financiamiento a muchas organizaciones que trabajan para mejorar el nivel de educación sexual, en derechos reproductivos y planificación familiar, lo que tiene un gran impacto en chicas y mujeres de todo el mundo. Para mí no fue una completa sorpresa porque en cierta forma lo esperaba, pero de todas maneras me pareció que no podíamos dejarlo pasar. Necesitábamos reaccionar”.

A principios de este mes estuvo en Buenos Aires para el Women 20, el foro de mujeres encargado de pensar políticas que mejoren la situación del género. "Pude reunirme con ONGs, activistas y políticos, pero no tuve ningún contacto con representantes del Gobierno".


Según ella, "200 millones de mujeres en el mundo quieren tener acceso a una planificación familiar segura y ajustada a sus deseos, pero sin embargo no lo tienen". "Se vuelve muy difícil decidir en cualquier aspecto de tu vida, desde qué querés estudiar hasta a dónde querés llegar con tu trabajo, cuando no podés decidir ni sobre tu cuerpo", dice Lilianne.

💭 Está segura de que Holanda tiene una de las tasas de aborto más bajas del mundo porque allá se puede hablar del tema y esto es importante no sólo moralmente sino a nivel económico. "Las mujeres que son libres de decidir por sí mismas con quién y cuándo quieren tener sexo, enamorarse, casarse y tener hijos son capaces de pasar más tiempo formándose y contribuyendo a sus economías".


Lilianne dice que no hay una sola forma de sumarse al movimiento, sino que cada versión se adapta al contexto y las necesidades de cada lugar en el que crezca. "Si las mujeres alzan su voz y se organizan pueden hacer que las cosas pasen. Quizás no sea a la primera o a la segunda, pero eventualmente van a ser escuchadas" 💪👩

¿Qué otras personas podrían ayudar a que las cosas cambien? "Los ministros de finanzas y salud de cada país. Ellos deberían estar al tanto de las necesidades de las mujeres y destinar parte de sus presupuestos a asegurarse de que los derechos reproductivos de las mujeres sean incorporados".

📌 Su último consejo es que "si ves a una chica luchando o con un problema relacionado a esta lucha acercate a ella, lucha con y por ella; todos podemos hacer eso. La Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que los derechos de las mujeres son derechos humanos, y esa declaración nos incluye a todos, seamos de la religión o la cultura que seamos. Más allá del contexto, el derecho a decidir por una misma está ahí".