Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Love

Por qué me gusta tanto Love, la serie de Netflix que (para mí) resignificó la comedia romántica 💖

Actualizada 10/07/2017 07:10

¿Podemos seguir creyendo en historias con protagonistas perfectos si ninguno de nosotros lo es?

Por si todavía no la viste, Love es una comedia romántica producida por Netflix que estrenó este año su segunda temporada y fue creada por Judd Apatow, Lesley Arfin, y Paul Rust, quien junto a Gillian Anderson forma la dupla protagónica.

Acá te cuento algunas cosas. Y tené ojo porque hay spoilers!

La escuela de Apatow

Para que lo ubiques, Judd Apatow tuvo que ver (en escritura, dirección o producción) con Virgen a los 40, Happy Gilmore, Bridesmaids, Superbad y la genial “Bienvenido a los 40”, entre muchas otras.

Con la desfachatez del humor que roza el sinsentido y personajes que no tienen miedo de ser ridículos, errantes y hasta molestos, esta fórmula es parte del sello de Apatow (y si te quedan dudas, es productor de Girls y uno de los que puso las primeras fichitas en Lena Dunham.)


La historia de ¿amor?

Love cuenta, justamente, una historia de amor entre Gus, un profesor particular que trabaja con una actriz infantil INFUMABLE en un set de TV soñando ser guionista y Mickey, una ¿ex? alcohólica, drogadicta y productora radial que se engancha sólo en relaciones tóxicas.

Mientras Gus es el “buenazo que roza en lo boludo”, Mickey es una narcisista insoportable y conflictiva que lo único que hace es armar quilombo. Y sí, lo primero que pensás cuando arrancás a verla es que no podés decidir cuál de los dos es más insufrible. Pero hay algo que hace que no puedas dejar de verla. ¿Qué es?


1+1= LA FÓRMULA DE LA COMEDIA ROMÁNTICA ✏️

La comedia romántica es una estructura que parte de la creación de dos personajes, en principio opuestos, que se complementan a la perfección.

Por ejemplo, en “Tienes un email” él era una mente de negocios, ella decidía por lo emocional.

Él era la librería nueva enorme y de franquicia, ella la tiendita de antaño que encantaba al barrio. ¿Te suena? Bueno, esto se repite en cualquier comedia romántica: lo que los enemista en un principio es el complemento que los une al final.

“Tienes un whatsapp”

En la mayoría de las comedias románticas que marcaron el cine en los 80/90/00’s, las diferencias entre personajes nunca ahondaron más allá de la capa simpática de personalidad: un poco de neurosis por aquí, una fobia tranquila por allá, algo que aporte al humor y que no sea tan difícil de resolver como para que al final, compremos que el amor todo lo puede.


MENOS PERSONAJES, MÁS PERSONAS

Más de uno de nosotros aún ve una comedia romántica old school y se le cierra el pecho de la emoción. Porque nos gusta, por la nostalgia pero…¿Somos así? Nuestra generación necesitaba un relato más fiel a la imperfección y eso es lo que nos da Love.


CON EL AMOR… ¿NO ALCANZA?

Para estar a tono y no traicionar a sus protagonistas realistas, en Love no se habla del amor como una fuerza sobrenatural que todo lo transforma, lo cambia y lo moldea para el bien de la pareja.

Al contrario: se plantea, con una sutileza impecable, que la aparición de un sentimiento puede ser un buen motivo para intentar hacer que el amor funcione, pero…¿Alcanza?


EL AMOR Y LOS MILLENIALS NO SIEMPRE VAN DE LA MANO

¿Hay una posibilidad narrativa real en personajes chatos y poco explorados? Si los obstáculos ya no son de incomunicación, distancia, enigma como otras historias planteados, ¿Hay algún obstáculo más creíble que uno mismo?

Esa versión de la rom-com es la que explota Love, y por la cual cualquier persona que ame, sea amada o apunte a hacer cualquiera de los dos debería verla.


Y VIVIERON MÁS O MENOS FELICES PARA SIEMPRE ❤️

Si bien en un principio nos presenta la casualidad como Cupido, y a Gus como el buenote cornudo que Mickey tiene de trapo de piso, la construcción de la trama no tiene nada de casual: Gus es tan o más egoísta que ella, porque la busca para que llene el vacío de todo lo que en su vida sale mal.

Para ella, él es la posibilidad de dejar de bardear y una vez en su vida, hacer las cosas bien. Son personajes que no tapan el conflicto con amor, sino que lo transitan desde sus propias imposibilidades, desde sus fantasmas, lo que quieren y no pueden cambiar de sí mismos y del mundo que los rodea.

En parte, por amor. En otra, por necesidad.

Como todos nosotros, que también estamos viendo a ver si con el amor alguna vez alcanza.