Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Libros

Tiffany Calligaris tiene ganas de tener su propia película

Actualizada 16/08/2016 04:58

Si fuiste fan de Harry Potter en algún momento fantaseaste con convertirte en un escritor o escritora. Poder crear un mundo mágico con brujos, guerreros y hechiceros era el sueño de cualquier chico.

Tiffany Calligaris (27) lo hizo realidad. A los 24 publicó Lesath, una trilogía fantástica que cuenta la historia de una heroína en una tierra medieval, que vendió más de 50 mil ejemplares. Ya consagrada como una de las escritoras argentinas más importantes del género, el año pasado sacó Witches, una saga de cinco libros que ya va por el tercero y lleva vendidos más de 20 mil.

- ¿Cómo fue que empezaste a escribir? ¿Fue por Harry Potter?

Desde chica que escribo. Fue medio como hobby y cuando terminé mi primer libro mis papás lo vieron y me dieron fuerza para que me anime a llevarlo a una editorial. El primer libro de fantasy que leí fue El Hobbit, después también Las crónicas de Narnia, pero Harry Potter selló mi destino. Me impactó mucho y me acompañó en toda mi adolescencia. Fue un fanatismo terrible. Hasta teníamos con mi prima un corcho en donde íbamos tirando nuestras teorías sobre lo que pasaba en el libro, era genial. ¡Todo un culto a Harry Potter!

- También sos fanática de Star Wars y del animé. ¿Cómo era tu vida en el colegio?

No era friki pero no estaba tan lejos. Estaba más cerca de ser una friki, pero como Harry se hizo más liviano y la gente lo conocía no me veían tan así. Yo leía Tolkien en el recreo y era fanática de Sailor Moon y por suerte tenía a mi prima Melisa que era de tener gustos parecidos a los míos. Mis compañeras sí lo veían un poco como una frikeada. Me sentí un poco más aislada porque me gustaba eso, pero no es que fue un problema. Creo que es un tema más abierto hoy, además con las redes sociales uno puede buscar a otros con gustos parecidos.

- En tus últimos libros metés mensajes de WhatsApp y otras tecnologías en las historias, ¿cómo se te ocurrió?

En los primeros, como se trataba de una tierra ficticia, no había celulares ni nada. A veces se me ocurrían chistes o cosas que tenían esta tecnología y no los podía usar. Con Witches eso no pasó: quería que sea contemporáneo para poder meter eso. Son estudiantes y quería que sea parezca lo más posible a mi vida como estudiante y me parece que suma a la historia.

- ¿Te gustaría que se haga una película de alguna de tus sagas?

Me encantaría, creo que es el sueño de todo autor. Lesath me gustaría más porque hay que crear de cero y Witches es más fácil de hacer tal vez . Además es lo que estoy escribiendo ahora y toda mi cabeza y corazón están en eso. Igual no sé si me imagino una producción así acá. No me gustaría que sea como un conejillo de indias. La saga va a salir publicada en España y Brasil, y capaz hay estudios o gente de afuera que le interese hacer una de estas producciones.