Libros

Estas editoras convocaron a ilustradoras mujeres para un libro y se tuvieron que bancar un brote machista 😨

Actualizada 19/06/2017 10:00

Se llama Ediciones Invisible y es una editorial hecha por cinco chicas, lideradas por sus dos editoras: Micaela Sánchez Malcolm y Tatiana Pollero.

No publican cualquier libro y no lo hacen de cualquier manera.

Son libros ilustrados por muchos profesionales del dibujo de toda América latina y su impresión es bancada por una comunidad que no deja de crecer, vía plataformas de crowdfunding.

Hasta ahora tienen editados dos libros: Invisible a los ojos e Insensato.

El primero es una bellísima versión ilustrada de El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry (con prólogo de Alejandro Dolina); y el segundo contiene ocho cuentos de Edgar Allan Poe (entre ellos, “La caída de la Casa Usher” y “El corazón delator”, con prólogo de Juan Sasturain).


Las convocatorias para ilustrar ambos libros las hicieron por Facebook, sin muchos problemas.

Entonces, para su tercer proyecto -del que no quieren contar mucho- decidieron hacer una nueva convocatoria vía red social que fuera exclusiva para ilustradoras mujeres.

Dice Mica:


Pero sucedió algo que no se esperaban: empezaron a caer comentarios negativos sobre la decisión editorial de convocar únicamente a ilustradoras femeninas.


La editora explica las razones que motivaron la convocatoria:




Esta idea fue la que intentaron explicar cuando aparecieron los primeros comentarios megacríticos y hasta ofensivos. Pero fue en vano.

Hubo 20 o 30 comentarios que repetían una y otra vez la misma pregunta de diferentes maneras: “¿Por qué mujeres?” “Deberían explicarnos por qué mujeres”, cuenta Micaela que les tiraban.




Micas le dice a UNO que la decisión tuvo que ver con los resultados de convocatorias anterior: en Invisible, la proporción entre hombres y mujeres dibujantes fue de 80/20.

Y eso porque de cada 10 postulantes a ilustrar, ocho eran varones. “También podía haberse cuestionado eso”, señala Sánchez Malcolm.

El posteo que generó el brote machista:


Las chicas, de más está decir, nunca se achicaron.

De hecho, sostuvieron su decisión contra viento y marea y ahora están más decididas que nunca a dar la pelea. Como dice Mica:


Acá el nombre de las chicas ilustradoras elegidas. ¡Se postularon más de 5000 pibas!

Ediciones Invisible