Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

LGBTQ

Conocé 7 Colores, la compañía de teatro formada por chicas trans 👏

Actualizada 23/11/2018 05:40

Si hay un lugar perfecto para volverse otro y jugar con la identidad, ese es el teatro. Esta compañía está conformada únicamente por chicas trans que se dedican a reversionar obras de teatro tradicionales.

La compañía está dirigida por Daniela Ruiz, una activista trans salteña que lleva varios años de militancia en Buenos Aires y que antes de formar esta compañía dirigió una cooperativa artística llamada Arte Tv/Trans.

Daniela quiere usar al teatro para darles a las chicas travestis y transexuales un laburo que no sea la prostitución.

Es que según un informe del Ministerio Público de la Defensa, para 2017 la esperanza de vida para las personas travestis y transexuales era de 32 años promedio. Muchas personas trans son expulsadas de sus casas cuando son muy chicas, no terminan la escuela y les es muy difícil acceder a trabajos estables y registrados. Otro estudio de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTTA), dice que un 80% del colectivo travesti y trans vive trabajando en la calle.


Además de interpretar obras clásicas, Daniela también escribe obras propias. La primera producción que hizo la compañía, en 2016, fue Si me queres, quereme trans, escrita y dirigida por ella.

“Además de pensar estos proyectos artísticos como una alternativa a la zona roja, también son ideas que buscan dignificar al colectivo trans: no somos un grupo de peluqueras ni costureras ¡somos las travestis actrices!”, cuenta Daniela.

“Cada vez que nos presentamos llenamos las salas, eso hace que las chicas se junten un mango y esa noche no necesiten salir a prostituirse y puedan llevarse unos pesos a su casa”, dice la directora de la compañía.


Actualmente están reversionando La casa de Bernarda Alba, un clásico del teatro. Después de cada función, las chicas de la compañía reparten un papel en el que dicen que esta obra evidencia “que la injusticia provocada por el machismo es algo institucionalizado y normal desde siempre”.

Daniela cuenta que cuando armó esta versión de Federico García Lorca intentó respetar el texto original al máximo: “Quería mantenerlo porque la obra es magnífica, para demostrar que las travas podemos hacer cosas grosas, y porque esa obra de García Lorca trata temas muy actuales: la represión, el peso del patriarcado, el qué dirán. Todas cosas que hoy siguen sucediendo y que están muy ligadas a nosotras las travesti”.


Imanol Subiela Salvo