Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

hamburguesa

9 productos de McDonald’s que fracasaron 👎

Actualizada 30/05/2017 11:00

La conocida cadena comenzó hace 77 años como un puesto de hamburguesas y se transformó en una franquicia en el año 1953 bajo la mirada de Ray Kroc.

El poder de la marca no hubiera llegado a nuestros días si no hubiera sido por las decisiones acertadas.

Pero en el camino quedaron algunos momentos que a algunos de sus ejecutivos les hubiera gustado evitar. Estos son algunos de ellos:

1. HULA BURGER


Ray Kroc transformó a McDonald’s en una franquicia y es el responsable de muchos de los productos que hicieron de los arcos dorados un éxito, pero este no es uno de ellos.

Pensado para los católicos que no comen carne los días viernes, este sandwich es básicamente una rodaja de ananá a la parrilla con una feta de queso.

No es extraño pensar que la idea fue un fracaso rotundo y la opción sin carne vacuna fue sustituída por el Filet-o-fish, un medallón frito hecho de pescado que se consigue hasta hoy en día en varios países.

2. MCHOTDOG


A veces no se puede tener todo.

Durante los ‘50, Ray Kroc prohibió a las franquicias vender panchos ya que, a su juzgar, no había manera de saber que había debajo de su piel.

Esta instrucción se siguió al pie de la letra, hasta que en los ‘90 se presentó el McHotDog en mercados limitados a modo de prueba.

Conceptualmente era una apuesta de bajo riesgo, ya que el pancho y las hamburguesas parecerían ir de la mano en el segmento de la comida rápida. ¿Por qué falló? Porque quien va a un McDonald’s no considera la idea de comer una cosa que sea muy diferente a un sándwich de hamburguesa.

El producto fue rescatado por tiempo limitado en diferentes mercados como el Reino Unido, Chile y Japón, donde le va particularmente bien y es un producto regular del menú.

3. MCDLT


Otra idea simple que no funcionó. Esta hamburguesa con lechuga y tomate formó parte de los McCombos argentinos de los ‘90.

Sin embargo, su versión original contaba con una diferencia conceptual: una caja de telgopor que separaba la hamburguesa caliente de la lechuga, el tomate y el queso frescos, dejando que el comensal los una a la hora de comer.

La hamburguesa funcionó, hasta que comenzó una campaña de grupos a favor de la conciencia ecológica que le recriminarom a la empresa que generaba demasiada basura a comparación de sus competidoras.

La hamburguesa fue retirada del mercado estadounidense en 1990, pero siempre nos quedará la publicidad donde un Jason Alexander pre-Seinfeld y con pelo nos contaba sobre las bondades del producto.


4. MCDONALD’S PIZZA / MCPIZZA


La McPizza se comenzó a vender en los ’80. Su primera versión era una pizza literal, que se le llevaba a la mesa a quien la pedía.

El error conceptual en este caso era que, a diferencia del resto del menú, había que sentarse a esperar para comer, lo cual es lo que no debería suceder en un local de comida rápida.

Luego se rediseñó el concepto a pequeños calzones que eran despachados más rapidamente. El problema volvió a ser que el producto no terminó de asentarse en el público, que prefería ir a cadenas como Domino’s o Pizza Hut para comer pizza.

El producto fue siendo descontinuado gradualmente y en la actualidad solo 3 locales la ofrecen como parte de su menú.

5. MCLOBSTER


Carne de langosta con lechuga servida en pan de panchos. La McLobster fue presentada en 1993 con éxito moderado, pero su precio de U$S 5.99 era prohibitivo a comparación de los U$S 3 que salía cualquier otro combo.

Actualmente es un artículo que aparece por temporadas y es un producto regular en la región de Nueva Inglaterra o en la costa atlántica de Canadá, donde la langosta abunda.

6. ARCH DELUXE


Este fue un intento de McDonald’s de apuntar al público adulto. Esta hamburguesa tenía panceta ahumada, lechuga, tomate, queso, cebolla y una “salsa secreta” a base de mostaza y mayonesa.

A pesar de una campaña de marketing que costó U$S 100 millones el producto no convenció y es considerado uno de los mayores fracasos de la marca.


7. BIG N’ TASTY


Conocido en Argentina como Big Tasty, fue un intento de los arcos dorados por crear una competencia directa al Whopper de Burger King.

Su mayor diferencia era el tamaño de su hamburguesa y su salsa, y era promocionada como la hamburguesa más grande del menú. No fue un fracaso rotundo, pero cuando se introdujo la línea Angus (cuyas hamburguesas tenían solo carne de esa raza bovina) el Big N’ Tasty fue desapareciendo lentamente hasta ser descontinuado.

8. DINNER MENU (O MCPASTA)


En un intento más por intentar que su publico quiera consumir otra cosa que hamburguesas y papas fritas, McDonald’s probó a final de los ’80 en un mercado limitado el Dinner Menu en el que se podía elegir entre Lasaña, Fetuccini Alfredo, y Spaghetti con albóndigas.

Y una vez más, la gente no le interesó el concepto. Hace unos años se intentó reciclar el concepto del spaghetti como opción para la Cajita Feliz en Australia y Nueva Zelanda, pero se descontinuó al poco tiempo.

9. MCLEAN DELUXE


En un doble esfuerzo por crear un reemplazo para el McDLT y generar un producto más saludable, el McLean Deluxe se presentó en 1991 como una hamburguesa hecha con 91% de carne magra.

El problema era que el sabor era muy diferente al de las otras hamburguesas, y eso se debía a que compensaba el faltante de grasa con agua. La hamburguesa fue finalmente descontinuada en 1996.

¿Los comerías?

Fuentes: Business Insider, Listverse, McDonald’s Wikia