Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

girl power

7 cosas que las mujeres NO PODÍAN hacer hace 100 años 🖕💪

Actualizada 05/01/2017 06:27

El camino es largo, pero al menos estas 7 cosas ya no pasan más.


Estas cosas pueden parecer simples e incluso increíbles, pero fueron verdad, la mujer no tenía permitido disfrutar de ciertos beneficios.

Por suerte muchas cosas están cambiando y seguirán cambiando a través de los años. El camino es largo, pero se está logrando.

1. VOTAR.


Increíble pero real, las mujeres no pudieron votar durante muchos años.

Nueva Zelanda fue el pionero en permitirlo allá por el año 1893, pero claro, tuvieron que pasar muchísimos años para que el resto del mundo pudiese gozar de ese derecho.

En Argentina, la mujer pudo votar recién desde el año 1947, el 23 de Septiembre.

Ese mismo día Perón firmó el decreto presidencial que le otorgó a las mujeres de todo el país el derecho al voto. Esto fue posible gracias a la fuerza personal de Evita.

2. TENER UNA TARJETA DE CRÉDITO A SU NOMBRE.


¡¿QUÉ?! Las mujeres no podían tener una cuenta bancaria ni una tarjeta de crédito.

Recién en 1960, en Estados Unidos, se le permitió tener a una mujer una cuenta bancaria -con el permiso de su pareja- y luego en el 75, con la Ley de Oportunidades de Crédito, logró tener una cuenta bancaria y una tarjeta de crédito.

3. SER ASTRONAUTA.


Si la sociedad con suerte las dejaba salir a la calle solas, imaginate al espacio…

Durante mucho tiempo estuvo mal visto que las mujeres trabajaran ya que su rol principal era ser una ama de casa.

Si una mujer quería ser astronauta, era mejor que buscara otro trabajo u otro hobbie.

El 16 de junio de 1963 a las 9:29 UTC, a la edad de 26 años y a bordo del Vostok 6, Valentina Vladímirovna Tereshkova se convertiría en la primera mujer y el primer civil en viajar al espacio.

Su nombre en clave durante la misión fue Chaika (gaviota en castellano)

4. MANTENER SU TRABAJO SI ESTABA EMBARAZADA.


Suena cruel y lo es, en el siglo XX a la mujer embarazada en el trabajo se la veía como un estorbo.

Por eso, si estaba esperando un bebé tenía grandes posibilidades de ser despedida.

En Estados Unidos eso cambió en el 78 cuando se aprobó una Ley de Discriminación.

Lo mismo pasó en Latinoamérica, aunque hasta el día de hoy muchas empresas son reacias a contratar a una mujer embarazada. Pero si te echan del trabajo por estar embarazada, es muy probable que ganes el juicio.

5. DIVORCIARSE.


Pasaron muchos años antes de que las mujeres tuvieron la posibilidad de divorciarse; sólo los hombres podían pedir el divorcio.

En Brasil, recién en 1977 se le permitió a la mujer pedir el divorcio.

Estados Unidos recién en 1969 lo permitió -en el estado de California-.

Además, la violación en una pareja casada también tardó mucho en ser reconocida como tal.

6. PARTICIPAR EN LAS ELECCIONES.


Si votar fue algo difícil, poder participar en la política y tener la posibilidad de ser elegidas costaba aún más.

En el Reino Unido, en 1919 una mujer fue elegida como diputada; y en Dinamarca, durante los años 20, una mujer fue electa ministra.

De hecho la primer mujer en el mundo en ser presidenta fue “Isabelita” Perón el 1 de julio de 1974.

Así y todo hay una realidad: la presencia femenina en la política todavía está muy renegada. Por suerte, varios países de Latinoamérica supieron y saben tener mujeres al mando.

7. PARTICIPAR EN EL EJÉRCITO.


Con todas estas trabas anteriores, ingresar a las fuerzas armadas no fue tarea sencilla.

En los países miembros de la OTAN las primeras mujeres en participar activamente del ejército lo hicieron en el 70, según la BBC.

En las guerras mundiales, hubo varias participaciones de las mujeres en el ejército.

Fuente: VIX.