Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Gatitos

Eugenia hospeda gatitos en su casa hasta que los adopten y te cuenta cómo es 😍🐱

Actualizada 14/08/2018 06:01

Todos los días en las redes hay bocha de pedidos por mascotas perdidas, encontradas y en adopción. ¿Alguna vez te preguntaste qué pasa cuando las rescatan? 🤔

Hay muchas personas que ofrecen su casa para cuidarlas transitoriamente hasta que aparezca alguien que los quieran adoptar para siempre. Este proceso se llama “transitar” y, en este caso, se trata de hospedar a un gato en situación de abandono, mientras se recupera y se lo pone en condiciones de adopción. (Sí, moriste de ternura) 😍


Hacé Feliz a un Gato es una ONG que se ocupa de cuidar y encontrarles un hogar definitivo a los michis abandonados del Jardín Botánico de Palermo, uno de los pulmones verdes más grandes de Buenos Aires. Rescatan unos 90 gatos por año y actualmente quedan 15 en el parque y otros 15 están en tránsito.


“Ser tránsito implica cuidar al gato que te asignan, llevarlo al veterinario para controles y, en la mayoría de los casos, lo tenés que ayudar a socializar para que pueda reinsertarse en un contexto doméstico”, explica Eugenia Pascual, una de las 30 voluntarias que hace de su casa un AirBNB para gatitos 👌

La mayoría de los gatos rescatados pueden estar asustados o tal vez no sepan lo que es vivir en una casa con gente. Por eso, si vas a transitar, tenés que comprometerte con el tiempo, el trabajo y el cariño que necesite el gato que te tocó cuidar.

Cuando decidís hacerlo, no es que te dan un gato y te tenés que arreglar por tu cuenta. Hay charlas previas, un seguimiento, instrucciones y ayuda económica de parte de la ONG.


“Nosotros ponemos los insumos, el alimento, las piedritas y cubrimos los costos de transportes, visitas veterinarias y cualquier gasto extra que pudiera surgir en el proceso. También entregamos rascadores, juguetes, comederos, etc. La idea es que lo único que tenga que contribuir el tránsito es la paciencia para cuidarlo, el cariño para velar por su bienestar y el tiempo de conocer a los adoptantes y hacerse cargo de finalizar la adopción”, dice Eugenia.

👆 También te hacen preguntas sobre tu disponibilidad horaria, tu experiencia con gatos y la zona en la que vivís para decidir qué tipo de tránsito asignarte.

Es difícil saber cuánto tiempo te va a durar un tránsito en tu casa pero la secuencia es así: te llevan al gato, lo desparasitan y lo despulgan, le sacás unas lindas fotos -que se suben a las redes de Hacé Feliz a un Gato-, los interesados en adoptar hablan con la ONG y se les hace una primera entrevista por mail o teléfono y una segunda entrevista presencial.


Después los adoptantes se acercan a tu casa, conocen al gato y, si pegan onda, ya se lo llevan. Todo el proceso puede tomar aproximadamente 20 días -en el mejor de los casos- o puede durar un poco más, según lo que necesite cada gato o su estado de salud.

Andrea Cukier