Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Finanzas Personales

6 opciones para invertir tu guita aunque NO ENTIENDAS NADA

Actualizada 12/08/2016 07:00

Si a fin de mes te quedan unos pesos ahorrados, tenés que saber que podés invertirlos desde la comodidad de tu casa.

Y no te creas que tenés que tener 1 millón de dólares. Con que te queden alrededor de $ 4500 ya estamos bien (y si te quedó menos también, pero bueno, lo ideal es una cifra como esa).

Dólar: Desde el home banking podés convertir los pesos ahorrados en dólares. Comprás dólares a un tipo de cambio y si en el futuro sube, ganaste guita. Si baja, siempre podés esperar. Lo bueno de esta opción es que no te golpea la inflación, porque cuando suben los precios lo que se baja es el valor del peso, no el del dólar.

Plazo fijo: También la podés armar desde el home banking. ¿Qué es? Vos le das la plata al banco por un tiempo –casi siempre 30 días- y el banco te lo devuelve con un interés. Te paga alrededor del 22,5 por ciento anual. Esto quiere decir que si ponés $ 20.000, a los 30 días el banco te devuelve esos $ 20 mil + el interés, en este caso, $ 400 (y no, no te vas a hacer millonario con esa inversión).

Ahora 12 y no me importa más nada: Seguro conocés el plan de cuotas sin interés que ofrecen muchísimos negocios. Bueno, yo si fuera vos la aprovecharía ¿Por qué? Pensá que los precios en el año van a aumentar 40 por ciento en promedio. Entonces, si vos pagás en cuotas sin interés, ya te llevás el producto a tu casa, sin aumento y a pagar de a poco. ¡Es negocio! Además, hay tarjetas de crédito que por gastar te dan puntos para canjear en otros productos o incluso millas para viajar (por ejemplo, a Miameeeeee).

Un poquito de todo, por favor: Hay una opción muy copada: los Fondos Comunes de Inversión (FCI). ¿Qué es eso? Son paquetes de inversiones administrados por los equipos del banco. Por ejemplo, hay un FCI que tiene plazos fijos en pesos, acciones de empresas de energía, de banco, bonos en dólares y bonos dollar-linked. ¡Pará, pará! ¿Entonces si yo pongo $ 5000 en ese FCI, significa que estoy invirtiendo un poquito en cada cosa? ¡Sí, eso mismo! En el home banking de tu banco entrá a la parte que dice Inversiones y ahí buscá Fondos o FCI.

Lebacs: ¿Qué mierda es un Lebac? Son Letras que emite el Banco Central. En castellano: es una deuda que compran los inversores y que por ella la entidad paga un interés.

¿Cómo invierto? Fácil: todos los martes, generalmente entre las 12 y las 13 h., el Banco Central saca las Lebacs. Desde la computadora accedés al Home Banking o llamás por teléfono a tu banco y les decís la operación que querés hacer. A la tarde, el Banco Central va a informar qué interés van a pagar por el dinero recibido. Te pueden pagar muy bien o maso.

Últimamente, están pagando cerca del 30 por ciento. Imaginate que invertís $ 5000 en Lebacs, a una tasa de 30 por ciento a 35 días, te van a pagar un interés de $ 140 aproximadamente.

Bonos locos: Vayamos por partes. Un bono es una deuda que emite un país o una empresa para juntar plata para un proyecto y devolverla en un tiempo determinado.

Por ejemplo, la Argentina emite un bono y dice: el bono sale $ 50 y cuando pasen 10 años les devuelvo los $ 50 más un interés. ¡Genial!

¿Qué bonos hay? Hay miles. Pero hay uno que se volvió el más buscado: es el bono que ajusta por CER ¡Qué carajo es eso! Fácil: es un bono como explicábamos más arriba pero que paga más si hay más inflación. Como hace unos meses no se decía el verdadero índice de inflación, este bono no era tenido en cuenta. Ahora que el Gobierno dice la verdadera inflación, estos bonos volvieron a ser super buscados.