Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

fiestas

Cómo pasar las fiestas sin desbarrancar MAL 👌

Actualizada 21/12/2016 08:00

Nadie quiere terminar las fiestas pareciendo una piñata, pesado e inflado.

Sin embargo, casi todos los años nos pasa.

¿Cómo puede ser que una cena nos deje en tan mal estado? Y más importante aún: ¿Cómo podemos zafar del efecto diciembre?


LA ESTRATEGIA GENERAL

Seguro lo sabés de cuidarte durante el año, pero vale repetirlo: la táctica es siempre más proteínas, menos hidratos (harinas y azúcares procesados, papas, etc).

¿Qué más?

Conversé con la nutricionista Paola Aira, (@pawittz en Twitter), que me señaló el norte.

Controlar el almanaque

Lo que me dice Paola no me sorprende.

      "Engordamos porque arrancamos las fiestas el 1 de diciembre, con las despedidas, las fiestas de fin de año y las cenas de egresados. Nadie puede entrar en pánico por dos comidas al año, pero en realidad comemos todo el mes"

Organizar la comida

Lo importante es Buscar opciones saludables que sean realmente ricas y no llegar en ayunas para matarte a la noche”, me dice, y agrega: “además, no pasa nada si comés el 24 y el 25, pero el 26 ya deberías volver a tu comida normal”.

Carnes

Esta es la mejor parte, porque si bien hay carnes más grasosas, como el lechón, y otras más magras como la pavita o el peceto, lo cierto es que las proteínas son la parte más sana de cualquier comida.

Así que por este lado tenés luz verde.  

¿Qué hacemos con el Vitel Toné? Probá de hacerlo con mayonesa light o armá la salsa con un poco de queso blanco.

¿Te parece polémico?

Entre tantos ingredientes no va a haber diferencia de sabor.

Aderezos y ensaladas

La clave es que los aderezos sean livianos, bajos en grasas y en azúcar. Esto te va a ayudar a que la ensalada rusa de todos los años, por ejemplo, no sea una bomba.

Y hablando de ensaladas, ¿qué tal una caprese, con tomatitos cherry, queso y albahaca? ¿O una de hojas verdes con aceto y oliva para para bajarle intensidad a la cena?

La mesa fría

Hay mil opciones: desde “huevos rellenos con atún y palta hasta brochettes de langostinos, ensaladas con palmitos y cubitos de jamón y queso”, explica Paola. A lo que hay que decirle que no es al pionono, por ejemplo, o a la famosa torre de panqueques.

Los postres

Eso de que el helado es "refrescante y digestivo" viene de la época en que había solo un par de gustos y la gente tomaba algunos al agua.

Si viene con bombones, almendras y hasta pedazos de brownie termina siendo todo lo contrario.

Una versión más amigable para las que la remamos mucho durante el año es comerlo con ensalada de frutas y elegir un sabor simple, como la clásica americana.

Los dulces

Si llegaste hasta acá seguro comiste más que suficiente, pero yo sé lo que es ver todas esas cosas ricas y no saber qué elegir, así que sigamos.

Lo mejor son las “frutas secas o un turrón casero hecho con chocolate con mucho cacao y frutas secas, por ejemplo. Armá un platito con lo que quieras comer y controlá esa porción”, me aconseja Paola.

Turrones envasados y pan dulce no entran en la ecuación porque tienen demasiada azúcar y son alimentos muy procesados. ¡Pero quién los necesita a esta altura! ¡A brindar por lo que se viene!