Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Feminismo

Manspreading: ¿Y si empezamos a frenarlo?

Actualizada 25/10/2016 05:11

Digamos NO a los hombres desparramados en subtes, trenes y bondis. Hacé valer tu lugar.

¿Es muy doloroso o incómodo ir con las piernas más juntas?

¿Tan largas son sus extremidades que tienen que ocupar medio pasillo o salirse por fuera del asiento?

Ninguna de estas excusas les da derecho a algunos hombres a adueñarse de dos lugares en el subte o a que vos tengas que acurrucarte en el bondi para que sus piernas no toquen las tuyas.


Esta conducta masculina fue bautizada en los Estados Unidos como manspreading, prohibida -y en ciertos casos sancionada- en Nueva York y Seattle.

Si él no se da cuenta (supongamos) de que en su lugar podrían ir sentadas dos personas, es hora de que lo sepa.

Y si lo sabe, es tiempo de que se ubique. No estás en el sofá de tu casa, papu: a todos nos encantaría ir despatarrados y supercómodos pero respetamos al otro que viaja con nosotros en un transporte público.


No te achiques en el colectivo o tren, esperando a que algún asiento se desocupe para cambiarte mientras él viaja a sus anchas.

“Respetá mi lugar, por favor” o “¿Cerrás las piernas? Gracias”, son algunas de las frases que podemos acuñar para evitar este atropello que ni se compara con tantos otros que podemos enfrentar a diario pero que, de todos modos, debe ser señalado.

¿Por qué no hablar y ocupar tu lugar? Todas lo vemos pero no hay que soportarlo: subí la foto del que va con las piernas abiertas usando #NoViajasSolo.

Es un pequeño gran aporte para crear conciencia de esta mala costumbre.


PH: María Soledad Cotelo en subtes de Buenos Aires.