Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

En primera persona

Soy webcam girl y te lo cuento cómo es mi trabajo

Actualizada 05/12/2017 01:10

De todas esas palabras que alguna vez usaron para lastimarla Cherry Vecchio hizo una visibilidad y activismo. Una chica superPoderosa con mucho para decir, mostrar y facturar

Ser una WebCam Girl es mucho más que ponerse frente a una cámara y transmitir: “Es trabajo sexual virtual. Es 70% de trabajo de oficina y 30% performar”.

Cherry cuenta que son horas de maquillarse, ambientar el lugar, ropa, si se trata de videos hay horas de edición, etc.

Vender videos, fotos, pactar un livestream, Skype o sexting, todas son opciones para el trabajo sexual virtual. Con 25 años Cherry publica en webs, arma sus estrategias de marketing, analiza y hace. Cherry deja en claro algo: el trabajo sexual ES trabajo.

#BBW (Big Beautiful Woman) es el hashtag con el que la gente busca lo que ella ofrece: “En el porno todo lo que no es una mujer, flaca, blanca, tetona y culona se considera un fetiche. Podría etiquetarme FAT (gorda) y ya, pero en vez uso BBW. Me rompe un poco las bolas el término, pero lo uso porque es lo que la gente busca”.

Lo mismo sucede si hablamos de personas negras, el # es ‘ebony’. “Son nombres estigmatizantes de fetiches particulares, lo critico pero dentro del capitalismo uno tiene que poder cobrar. Celebro a quien puede desligarse de esos tags y trabajar igual, a mí no me pasa”, dice.


Su público son hombres de treintaypico de USA, Canadá e Inglaterra, entre otros. “Son hombres casados, algunos que no tienen tiempo para relaciones sociales entonces van a internet. Mujeres muy pocas”, cuenta.

“La palabra gorda me parece hermosa, es parte de mí. Es reapropiarme de algo que históricamente quisieron que fuese un insulto. También sirve para identificarme con otra gente que pasa por las mismas cosas, como un sentimiento de manada”

Cherry comenta que la gordofobia hoy en día se vive mayormente en el sistema médico y en los medios (periodismo, cine, tv, etc.): “Se excluyen los discursos que celebran el ser gorda y si no hablás de esto como algo que quieras cambiar no tenés lugar”

“Cuando no ves a nadie a tu alrededor como vos vas a pensar que lo único que te queda es adelgazar o ser graciosa”

“Bajá de peso y volvé”, le dice la mayoría de los médicos antes de siquiera mandarla a hacerse estudios. Situaciones así de violentas hacen que las personas gordas dejen de atenderse.

En un panorama dónde lo lésbico está tan estigmatizado Cherry habla de la importancia de autonombrarse lesbiana: “Después de la gente trans, las lesbianas son las grandes oprimidas y con falta de representación dentro del colectivo LGBT”.


“Puta es la que cobra por actividad sexual de algún tipo me parece importante que las mismas putas nos llamemos putas, las cosas por su nombre. Tiene un sonido hermoso y es muy fuerte como identidad. Hay muchos que te dicen: ‘Ay ¿porqué se llaman putas? No se insulten’ y yo respondo: ‘¿por qué no? ¿por qué es una palabra tan difícil?’”

Encontrá a Cherry en Twitter y en Instagram.