Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

En primera persona

Carolina te cuenta cómo es ser una adolescente trans en Argentina 🌈💁

Actualizada 25/02/2017 04:02

Carolina U. se identifica como “una pendeja trans de 17 años”.

Vive en Diamante, Entre Ríos, y a los 14, después de pasarla mal durante muchos años y de leer un montón sobre género e identidades trans, les pidió a sus padres que la acompañaran en su proceso de transición.

NIÑA TRANS


En mucho casos, la identidad de género se empieza a formar a partir de los 4 o 6 años y en mi caso no fue distinto. Ya a los tres, cuatro años me identificaba con mi hermana, mi madre, mis compañeras: quería estar con ellas, ser parte de su mundo, como cualquier niña. Jamás me sentí como un niño, pero en un momento, mi familia, mis maestras, mis compañeros me empezaron a decir “vos sos un nene” y a preguntarme por qué hacía cosas de nena. Eso me generaba mucha confusión, no entendía por qué me decían que era un nene si yo era una nena”.

“Mis padres fueron siempre conscientes de esta situación. A los 6 años me llevaron a una psicóloga que le dijo a mi madre que era una etapa y que ya se me iba a pasar. Seguí yendo hasta los 12 años con ella, en el medio intercalé con otros psicólogos buscando si alguno podía darme alguna respuesta, una contención a mí y a mi familia, porque para ese momento yo la estaba pasando muy mal, estaba sufriendo mucho bullying en el colegio”.

El viaje de la transición

“Después de unos años muy oscuros, durante mi pubertad, un día dije ‘ya fue, le voy a contar a mis padres’. Estuvo todo bien y empezamos este viaje en el que en todo momento me acompañaron y me apoyaron en un 100 por ciento”, dice.



“Conseguimos una endocrinóloga que hasta el día de hoy me esta acompañando en la terapia de reemplazo hormonal y encontré a otra psicóloga, que me empezó a contener y me ayudó con cuestiones muy importantes que hacen a un sujeto trans, como la construcción de una imagen y de una autoestima, que en mi caso estaban absolutamente destruidas”.

La escuela

“Cuando decidí hacer esto, en 2014, ya había pasado un año y medio de la sanción de la Ley de Identidad de Género y yo estaba en completo derecho de ir al colegio y decir “ahora mi nombre es Carolina, y por ley me tienen que llamar como yo decido que me llamen”. No hubo ningún problema, lo entendieron absolutamente. Ese fue otro privilegio: en el ámbito educativo siempre fui aceptada con los brazos abiertos”.

Ser trans en Argentina

“Ningún relato trans es igual al anterior y cada relato es único, individual, y esta basado en experiencias personales. Aunque en ciertos tópicos puedo hablar por todas las personas trans y en otros por todas las mujeres trans, yo tengo ciertos privilegios que muchas personas trans no comparten y que hacen que las vivencias sean muy distintas”.



PARA ENTENDER MEJOR EL TEMA

Identidad de género: Percepción subjetiva que un sujeto tiene sobre sí mismo en cuanto a sentirse hombre, mujer, o de un género no binario.

Transgénero: Personas en las que su sexo biológico no se corresponde con su identidad de género.

Cis género: Personas cuya identidad de género y género asignado al nacer son concordantes.

Transición: El período durante el cual una persona transgénero empieza a vivir como el género con que se identifica.

Ley de Identidad de Género: La ley 26.743, permite que las personas trans estén inscritas en sus documentos personales con el nombre y el género que elijan e incluye en el Programa Médico Obligatorio todos los tratamientos médicos de adecuación a la expresión de género.