Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Economía

11 cosas que podés hacer si te quedas sin trabajo

Actualizada 04/07/2016 02:45

Quedarse sin empleo puede ser una situación bastante angustiante e incluso desencadenar enfermedades psicológicas, como la depresión o estrés.

Quedarse sin empleo puede ser una situación bastante angustiante e incluso desencadenar enfermedades psicológicas, como la depresión o estrés. Por eso que te damos algunas recomendaciones para que sepas qué hacer si te quedas sin empleo.

1. No entrar en pánico y desesperarse

Esta es una situación que pasa más veces de las que quisiéramos. Pero es un momento donde el mayor desafío y a la vez, lo que más peude servirte es mantener la calma.

2. Mantener una actitud profesional con los ex empleadores

Ya sea que se trate de un despido individual o incluso el cierre de una empresa, siempre es mejor terminar la relación de la forma más profesional posible. El mundo es chico y la gente habla, y en este momento una buena recomendación y una reputación favorable puede ser el atajo a un nuevo puesto más rápido.

3. Asesorarse con un abogado para ver si el fin de la relación es justa

Los consejos de amigos siempre son bienvenidos, pero en estos casos es importante asesorarse sobre las leyes laborales para que te protejan. Si te corresponde una indemnización o un resarcimiento económico, es mejor que lo vea un buen abogado.

4. Organizarse económicamente

Hacer una lista de los gastos fijos por mes y cuál es el número mágico que necesitas para vivir y cubrir tus gastos sin endeudarte mes a mes, es lo que se debe hacer luego de quedarse sin trabajo.

5. Actualizar el Curriculum

Hay que sumar todas las experiencias académicas y laborales que se haya incorporado en el último tiempo. Actualizar la foto, las referencias; en suma, reformular cómo se ofrece la información. Una segunda mirada de alguien que pueda darte un feedback tampoco está de más.

6. Comenzar la búsqueda lo antes posible

Cuanto antes sientas que estás haciendo algo para revertir tu situación, mayor será la posiblidad de atravesar esta etapa sin tanta ansiedad. Hay que subir la información en los portales de búsquedas laborales, las bolsas de trabajo en Facebook y enviar el CV con una breve presentación mostrando el interés de sumarse a cualquier posibilidad que se tenga en el futuro.

7. Comentar en el círculo de gente la nueva situación

No sólo para que puedan contemplar el tipo de planes que puede tenerse, sino también como networking. Preguntar si saben de algún lugar que esté contratando o si pueden mantenerte al tanto de lugares a los cuales puedas acercar tus datos para que te consideren. Muchas veces los trabajos se dan más así que por búsquedas en portales.

8. Mientras se espera, no desesperarse

El tiempo que tarden en llamarte para entrevistas o con potenciales ofertas de trabajo, es tiempo que muchas veces perdemos en martirizarnos con preocupación en vez de invertirlo. ¿Un curso para mejorar alguna habilidad ? ¿más tiempo de hacer ejercicios, mirar una serie, descansar un poco, darle más atención a algún proyecto abandonado? Este es el momento.

9. Mantener una rutina lo más cercana a la habitual

Si estás tomando clases, haciendo ejercicio, o cualquier actividad que constituya tu día habitual, no la sueltes sólo porque ahora faltan las horas de oficina. Si el dinero es un problema, temporalmente se puede hacer cursos online, buscar tutoriales, clases y cursos gratuitos en la localidad. Nada es peor para el autoestima que estar sin trabajo y sin nada que hacer.

10. Aprovechar a pensar qué es lo que se quiere

Este es un buen momento para recalcular y hacer una autocrítica: ¿te gustaba tu trabajo anterior? ¿qué hubieras preferido hacer o priorizar en cuanto a carrera? Este es un buen momento para replantearse el próximo paso y ver cómo seguir.

11. No olvidar que esto es circunstancial

Es horrible: parece el fin del mundo. Esto le sucede a muchísima gente que no te define como profesional, ni como empleado. No hay que deprimirse por lo que se debe usar el tiempo libre como una oportunidad para reorganizarse, descansar un poco y volver con más fuerza que antes.