Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

duende

Si creés en los duendes, estas son las 5 cosas que tenés que saber 🍀

Actualizada 24/05/2017 08:06

Ella vio un duende por primera vez cuando era chica, recuerda.

Por esa época vivía frente al Parque Centenario y eso la marcó para siempre.

Y cuando les contó a sus padres “casi se mueren”.

Todo esto nos lo cuenta la duendóloga Liliana Chelli, autora del libro “Duendes, verdades y misterios”.

En conversación con UNO nos explicó que lo que la impulsó a especializarse en temas feéricos (relacionados a duendes, hadas y gnomos) fue que nadie le creyera:


Como no sabemos nada del tema (y la verdad, somos un poco escépticos), le pedimos que nos explique cómo son esas criaturas que la fascinan. Y cuáles son las cosas básicas que deberíamos saber sobre ellos.

1) Los duendes son seres de la naturaleza

Liliana dice que una cadena une el cielo y la tierra y que en esa cadena están Dios, los santos, los arcángeles, los serafines, querubines, magos, gnomos y duendes. Todos serían, entonces, seres de la naturaleza, que viven en otra dimensión paralela.

2) Los duendes limpian el aura de las personas

Según Liliana, los duendes son comandados por ángeles y su misión es cuidar a los hombres.

3) No hay duendes malvados

“Los duendes son eternamente buenos: son luz terrestre enviada por un arcángel, que nos puede ayudar a que no nos traicionen”.

4) Viven en los árboles y es difícil encontrarlos en medio de la ciudad

“Para verlos hay que aprender a estar en la naturaleza, a escucharla. Sentarse en la orilla de un arroyo, al pie de una montaña y vibrar en la misma frecuencia”, nos dice.

“No hay que ver para creer sino creer para ver. Aprender a escuchar el lenguaje de los arboles, del viento, de las hojas. Ellos te dan un mensaje, así es como que te hablan”.

5) No hay distintos tipos de duendes

Liliana explica que los duendes tienen distintas denominaciones según la cultura: en Noruega los llaman trolls, en Irlanda leprechaun, en México aluxes.