Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Diputados

Es la diputada más joven de la historia, admira a Lali Espósito y quiere legalizar las drogas ✊👩

Actualizada 06/07/2018 03:15

Josefina −o "Josefa"− Mendoza nació el 16 de mayo de 1992 (26) en Daireaux, provincia de Buenos Aires, y ya se ganó su lugar en los libros.

En diciembre pasado asumió como diputada y con 25 años se convirtió en la legisladora más joven de la historia. Además, hace dos años la eligieron para que represente a los casi 2 millones de estudiantes de universidades nacionales que hay en el país.

Hablamos con ella y le preguntamos cómo arrancó en la política, qué piensa de varios temas clave, qué hace en su tiempo libre y a quiénes admira 👇


En qué momento te diste cuenta que te querías dedicar a esto?

Siempre soñé con ser diputada, creo que desde chiquita, pero nunca pensé que iba a ser los 25 años. La imagen que tengo de un diputado en general es de alguien grande, de más de 40 años por lo menos. Yo arranqué en el último año de la secundaria con amigos y compañeros del aula fundando el centro de estudiantes del colegio. Ahí me empecé a dar cuenta de que me gustaba mucho esto de representar y poder hablar por los demás. En ese momento me di cuenta de que eso era política.

Cómo llegás a ser diputada?

Cuando entré a la facultad en el 2010 empecé a militar en Franja Morada y ahí me acerqué al radicalismo. Pasé de ser consejera de carrera a consejera académica y en el 2014 asumí la vicepresidencia de la Federación Universitaria Argentina (FUA). Hasta el 2016 recorrí todo el país visitando universidades. Ese año asumí la presidencia de la Federación, siendo la primera mujer en 100 años en hacerlo. En el 2017 me llamaron desde Cambiemos para ser candidata a diputada por la provincia de Buenos Aires, creo que por la visibilidad que había tenido. Obviamente, no me lo esperaba.

En qué cambió tu vida?

Desde que empecé la facultad mi vida fue esto: la política. Pero igual cambia muchísimo. Tenía otros grupos de amigos y dejé de verlos; no dejé de ser amiga pero sí dejé de verlos. A todos los que hacemos política nos pasa. Yo estaba acostumbrada a hacer política en la universidad y de repente desde que fui candidata y fui parte de la lista me encontré con una campaña política recorriendo pueblos en el interior de la provincia. Uno se tiene que adaptar a otros formalismos. Igual trato de seguir haciendo mi vida normal y escaparme cada vez que puedo para ver a mi familia o mis amigos, que la mayoría hacen política. A bailar no salgo hace un montón, pero sí por ahí salgo a tomar una cerveza o me junto a tomar mates.

Qué hacés en tu tiempo libre?

¡Ahora empecé el gimnasio! A la noche leo y miro series. Después me doy cuenta de que todas tienen que ver con la política. Scandal me encantó porque mezcla política con el rol de la mujer. Ella es la que arregla todos los problemas. También miro mucho Instagram y Twitter también, Facebook casi no lo uso. Sigo a muchos famosos, sigo a políticos, de todo.


Admirás a alguien?

En la política obviamente admiro mucho a María Eugenia Vidal por el rol que cumple, y muchas veces me cargan porque digo que la admiro a Lali Espósito. Más allá de que no escucho su música, es una chica de mi edad en la cual me referencio porque veo que creció mucho con un proyecto personal del cual montó una empresa. Las jóvenes de nuestro país se referencian mucho en ella también.

Sentís discriminación por ser la más joven en el Congreso?

No he escuchado que digan ‘es la más chiquita, lo que dice no es tan importante’. Sí creo que faltan voces jóvenes en la política. Ahora hay un crecimiento de la participación juvenil o por lo menos lo estamos viendo. Creo que los jóvenes siempre estuvieron, lo que pasa es que antes no se les daba lugar o circunstancialmente el momento no estaba dado. Hoy la sociedad pide otra cosa, caras nuevas, que le demos frescura a la política y me parece que eso sí o sí viene de la mano de los jóvenes.

Cuál es el logro al que te gustaría llegar desde tu laburo en el Congreso?

Lo que más me gustaría es que podamos llegar a los consensos básicos y necesarios para poder pensar en otra educación.

Qué cambiarías en la educación de hoy?

Creo que la calidad de la educación, y cuando hablo de calidad de educación hablo de formación docente, de métodos y formas de enseñanza y aprendizaje, hablo de pensar en una escuela para los estudiantes del siglo XXI, que hoy realmente no encuentran en la escuela tal cual existe un estímulo, algo que realmente les dé la posibilidad de por lo menos aprender de otra forma.

Cómo está la situación de género en el Congreso?

Si bien hemos ido conquistando muchos derechos, sigue existiendo la discriminación de género. No sé si te escuchan menos, porque creo que también hay una especie de aceptación y los hombres se cuidan mucho, pero violencia simbólica ves todo el tiempo -si “te pusiste algo más cortito de lo normal...”-. En la política eso se ve. Hay mucho por hacer, pero que el año pasado se haya aprobado la ley de paridad es un gran logro. Siguen faltando muchas mujeres en la política y creo que es importante que crezca su voz.


Vos participaste del debate y la votación por el proyecto de aborto legal, ¿qué proyecto pensás que podría generar tanto interés a nivel social?

La despenalización del consumo de estupefacientes. Creo que hay que ser muy responsable y darla con mucha información porque se puede malinterpretar, pero significaría un giro para la historia del país. Es importante por ahí poder pensar en cómo trabajarlo y avanzar con responsabilidad porque por ahí estos temas se prestan para que todo se tergiverse.

Estás a favor o en contra?

Yo estoy a favor. Creo que despenalizando y legalizando es una de las formas con las que vamos a combatir el narcotráfico. Hoy nuestro sistema penaliza al consumidor, no al que está montando ese negocio alrededor del consumo de estupefacientes, que tiene de rehenes a los vecinos de una comunidad, y que además deja a la juventud y los pibes que sufren eso en una posición de frustración, de no poder avanzar. Y creo que es importante también pensar en el rol del Estado; que esté presente, que haya una ley de adicciones y una política destinada a los jóvenes para poder realmente pensar en el país del futuro.

Cuando hablás de estupefacientes hablás de la marihuana o de otro tipo de drogas también?

Es un debate que hay que darlo. Hoy se tiene el ejemplo de Uruguay. Se puede pensar en todo tipo de estupefacientes, pero creo que es un debate que hay que darse y probablemente lleve un gran tiempo que la sociedad lo pueda discutir.