Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Deportes

Sebas juega al hockey sobre hielo y nos cuenta cómo es el deporte acá 🏒

Actualizada 08/06/2018 04:05

Sebastián Pérez tiene 22 y es desarrollador. Vive en Lanús y arrancó a jugar al hockey sobre hielo hace ocho años en una pista de Avellaneda: “Entré a la página, vi el deporte y dije yo quiero hacer esto. Tenía 14 años. Había patinado una sola vez en mi vida”.


Sebas era defensor, una posición que arma el juego, pero desde hace ocho meses empezó a entrenar como arquero. En esa posición hay que mirar el tejo durante todo el partido: “Por lo general el arquero no se mueve a más de tres metros del arco. Debe patinar muy bien y muy rápido porque tiene que moverse para todos lados y seguir el disco”, cuenta.

El ataja en Atlas, un equipo del club ACEMHH que está en la categoría Masters. Aunque esté en el arco, usa la camiseta 37 porque fue el primer número que usó y se lo adueñó.

La historia del deporte en nuestro país tiene más de 60 años. Todo empezó en GEBA, en 1956, pero por los costos de mantenimiento se diluyó y los jugadores fueron quienes esparcieron el deporte.

Ushuaia tiene hockey sobre hielo hace 39 años. Surgió en julio de 1979 pero recién en el año 2000 el Club Andino Ushuaia (CAU) y la municipalidad impulsaron un proyecto para que se construya una pista de patinaje.

Cuando Sebas arrancó a jugar, todavía no existía la Federación Argentina de Hockey sobre Hielo, que funciona en la pista Alpina Skate, en Flores. Actualmente, la Federación tiene 800 jugadores fichados más o menos y entre 250 y 300 en actividad. “Es complicado porque es un deporte muy caro. El equipo de arquero sale tres veces el de jugador. El mío sale alrededor de 40 lucas más envío”. Dice que se trae todo de afuera y que acá no se fabrica nada: “Hay un representante de una marca de hockey importante. Pero también sigue siendo caro. No se consigue nada porque es todo específico de hielo”.


La cosa también está complicada por otro lado. Hay dos instituciones se pelean legalmente la representación del deporte en Argentina, la Asociación Argentina de Hockey sobre Hielo y en Línea y la Federación Argentina de Hockey sobre Hielo. Sebastián explica que es una situación complicada porque la Federación organiza torneos todo el año y que esta licencia les permitiría competir internacionalmente. La Asociación lo hace y muchas veces invitan a jugadores del torneo metropolitano de la Federación.


“Un arquero es más individual, entonces tengo más posibiliades de crecer porque depende de mi”, dice. Explica que como jugador podía crecer si todo el equipo quería hacerlo, porque muchos van a divertirse y lo hacen como hobbie.

En el año hay distintos competencias y cada club presenta varios equipos en el Metropolitano. El torneo Apertura se juega desde abril hasta junio y el Clausura, de agosto a diciembre. Después está la Copa del Fin del Mundo en Ushuaia. Allá la cancha tiene medidas reglamentarias y es cuatro veces más grande que la de Alpina Skate: “No dejás de patinar nunca. Cambian los movimientos y el cómo ver las jugadas. Acá al tener poco espacio es mucho explosivo el juego”. Aunque las categorías del torneo sean mixtas, en paralelo se hace la Ladies Cup. Además, el fin de semana largo de octubre hay un torneo para los más chicos. Se llama Copa de Honor y Respeto. Equipos de Ushuaia vienen a competir a Buenos Aires y presentan categorías desde Sub10 hasta Sub18.


Los jugadores de Ushuaia son muy buenos y tenían un equipo muy fuerte: “Durante dos años nadie le pudo ganar y en la final, una vez le ganamos nosotros. Era el mejor de tres. Fue un partido épico, de esos partidos que no se olvidan más”.