Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Deportes

Las jugadoras del Huila ganaron la misma copa que River pero su premio fue un 1% el de ellos. Por qué pasa esto 👉

Actualizada 26/12/2018 07:12

Este año River salió campeón de la Libertadores y por el título el club se llevó US$ 6 millones 💸 Igual, el equipo de Gallardo no fue el único que ganó el torneo. El Club Atlético Deportivo Huila, un club de Colombia, ganó la Libertadores femenina pero su premio fueron US$ 50 mil, menos del 1% del de River. El dato se hizo viral por un video en el que Yoreli Rincón, la figura del plantel, contaba que esa guita nunca iba a llegar a las que jugaron la Copa 😑


En el equipo este año jugaron con ella 4 argentinas: Aldana Cometti, Fabiana Vallejos, Eliana Stábile y Lucía Martelli. Desde UNO nos contactamos con Lucía y nos contó que para los que están en ese mundo hace años, "es un tema de patrocinios, de marketing" y que tiene que ver con "la típica frase de que el fútbol femenino no vende porque no es atractivo, nadie lo ve y a nadie le interesa entonces ninguna marca invierte”.

💬 Para Evelina Cabrera, presidente de la Asociación Femenina de Fútbol Argentina -una ONG que promueve el deporte-, la responsabilidad es en parte de confederaciones y asociaciones como la CONMEBOL y la AFA. “A las dirigencias no les interesó o no les importa potenciar las actividades como corresponde, por ende si desde ellos no hay un apoyo o inversión para desarrollar la actividad, es muy poco probable que los sponsors se enfoquen en ella. Y mientras tanto pongan los partidos a las 2 de la tarde cuando nadie puede ir o te den ropa que te queda gigante, obviamente va a ser un espectáculo que nadie va a querer ver”.

📎 En la Argentina, a pesar de todo esto, se calcula que son más de un millón de mujeres las que juegan al fútbol.


A los anteriores problemas, Lucía suma otros: “La Libertadores de mujeres se juega hace 10 años en dos semanas, todo concentrado. Las jugadoras jugamos días alternos, y depende si vas avanzando o no, en 10 a 15 días se juega todo el torneo”. A esto hay que agregarle que los torneos se solapan 😓 “La Libertadores de mujeres se tuvo que retrasar porque dos días antes se jugó el repechaje para ir al Mundial entre Argentina y Panamá. Si una jugadora está en Selección y en la Libertadores no tiene descanso. Vive jugando a altísima intensidad. Esto se planteó y los directivos de la Conmebol dijeron que estaba en vías de cambiar”.


Para Evelina, que algunos países hayan profesionalizado el deporte hizo que el rendimiento de las jugadoras sea mejor y eso se vea en la cancha. “En Colombia hace 2 años el fútbol de mujeres es profesional. Eso tuvo mucha repercusión a nivel regional y en esos años a las jugadoras les pagaron un sueldo en blanco además de vacaciones, la jubilación y un seguro. Es un modelo a seguir para el resto de los países y Brasil ya está haciendo algo parecido”, agrega Lucía.

Según la jugadora, la continuación de eso estaba en duda 😔 “Y la justificación que daban los dirigentes es que no rinde, que no genera ingresos, que es un gasto y una pérdida de dinero invertir en el fútbol femenino”. Para ella, ir a Brasil, ganar la Copa y llevarla a Colombia fue una muestra de que se está trabajando bien y de que los países que más pesan en los torneos suelen ser siempre los que tienen proyectos de fútbol profesional, donde hay inversión y se promueve la actividad.


¿La buena noticia? A partir del 2019, todos los clubes que quieran anotar a sus equipos de fútbol masculino a la Copa Sudamericana o la Libertadores -organizadas por la CONMEBOL- van a tener que tener sí o sí una estructura de fútbol femenino: o sea, un primer equipo femenino, una categoría juvenil femenina, el soporte técnico y equipamiento e infraestructura necesarios (como canchas para jugar partidos y entrenar), y además van a tener que participar en competencias nacionales o regionales de la AFA o la federación del país que sea 😎

🌐 Esta movida es parte de algo más grande. En el 2016 la FIFA creó Forward, un programa de desarrollo futbolístico que le asigna a cada federación del mundo plata para invertir, en parte por lo menos, en el desarrollo del fútbol femenino.


Para Lucía también hay otros motivos por los que por ahí el mundo del marketing no está tan interesado en el mundo femenino: "Rompe mucho con el estereotipo de femineidad. Por lo general las chicas que jugamos al fútbol no somos modelitos de pasarela sino que tenemos los músculos marcados y el pelo corto, y eso no cuadra con el modelo de mujer femenina que se ve en las pasarelas, en la televisión y en la publicidad. Creo que tiene mucho que ver con la libertad de la mujer en general, con dejarla expresarse y conseguir cosas grosas".

Evelina dice que "por la revolución de las mujeres en el mundo esto se está haciendo notar y las empresas se empiezan a fijar. También tiene que ver con creencias culturales y cosas que se van instalando sobre qué puede hacer la mujer o no". Igual cree que "estamos ante la oportunidad de poder mostrar el buen juego y que muchas chicas practican este deporte. Si entre todos hacemos un buen trabajo, las empresas van a apostar". Nike y Boca, por ejemplo, llamaron a jugadoras del equipo femenino del club para presentar una de sus últimas camisetas:


Antes de su paso por el Huila, Lucía solo había jugado al fútbol de manera amateur en el equipo de la UBA. También trabajaba como veterinaria -le queda muy poco para terminar la carrera- haciendo cirugías, traumatología y guardias. Ahora su contrato con el Huila venció así que quedó libre, pero aunque quiere aprovechar y recibirse, dice que esta experiencia le sirvió para darse cuenta de "vivir del deporte se puede. Y está buenísimo" 👌