Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Computadora

Conocé a la diseñadora de moda que quiere que imprimas tu propia ropa 👗

Actualizada 16/07/2017 03:00

¿Te imaginás si en lugar de encargar un vestido pudieras bajarlo de tu computadora, adecuarlo a tus medidas e imprimirlo en tu casa?

Una idea como esta fue el disparador de la diseñadora Danit Peleg. Y la clave para llevarla a cabo fueron las impresoras 3D.

Las impresoras 3D son capaces de dotar, como su nombre lo indica, de 3 dimensiones a un diseño en tu computadora, realizado con un programa especial. Imprimen por capas, una sobre otra, generando piezas de gran complejidad.

DIY el futuro

Ya existían experiencias en las pasarelas, como la de la diseñadora Iris Van Herpen, que presentó prendas hechas con esta tecnología, pero con maquinaria industrial.


Danit Peleg fue aún más lejos: desarrolló como tesis de su carrera una colección completa impresa en tres dimensiones. Y fue la primera en usar una impresora de dimensiones pequeñas que podría ser de uso doméstico. Imprimió parte por parte y luego los unió con pegamento creando diseños increíbles, todos usables.


Con la mente puesta en la colaboración digital, Danit publicó su plan paso por paso en su cuenta de Instagram. Una marca española se interesó y le proveyó el material para la primera pieza (la campera roja de más arriba), una ¿tela? llamada Filafex.


Incluso son impresos en 3D los zapatos rojos, el diseño de los cuales había subido otra diseñadora a la web con una plataforma de código abierto.


Los costos y la tecnología disponible todavía son complicados para que uno “pueda hacerlo en su casa” (el proyecto le demandó unas 2000 horas imprimir su colección de cinco artículos, en hojas A4).

Sin embargo, Peleg es optimista con respecto sus avances en un futuro cercano, que lograrán que un día hacernos la prenda que tengamos ganas de usar sea tan común como cargar una canción en el teléfono.


Fuentes: XAKATA, The Guardian, Materialise, TheCultureTrip.