Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Comida

Cuál es la diferencia entre Glovo, iFood, Rappi, PedidosYa y Treggo? 🏍️

Actualizada 19/04/2018 08:20

Hasta hace poco solo teníamos a PedidosYa. Hace unos meses aparecieron tres opciones nuevas, todas relacionadas con el morfi: Glovo, Rappi e iFood, cada una con sus particularidades e historias. Hablamos con los cuatro y agregamos un quinto que se llama Treggo, una app que hace delivery de lo que sea.

Glovo

Esta es una app que promete llevarte cualquier cosa pequeña (las medidas máximas son 40 x 40 centímetros) dentro de 60 minutos. Funciona con el formarto “Multidelivery On Demand”: cualquiera puede pedir que un “glover” haga un mandado como un Uber de cadetería.


(FOTO: GENTILEZA GLOVO.)

Estos cadetes se manejan en bicicleta o moto y buscan “resolver rápidamente las situaciones cotidianas” que se le presentan, según cuentan desde la empresa.

Desde su lanzamiento en 2015, Glovo logró dos millones de instalaciones y ya supera los 500.000 pedidos mensuales.

Están en 10 ciudades de América latina y, en la Argentina, además de Buenos Aires, tienen “glovers” en La Plata y Rosario. Dentro de poco van a estar en Córdoba y van a llegar a distintas zonas del Gran Buenos Aires. En total son 1.000 cadetes en el país por ahora.

¿Cómo cobran los “glovers” por su trabajo? “Son profesionales independientes, que voluntariamente deciden participar y beneficiarse de la economía colaborativa que ofrece nuestra aplicación. Esto significa una gran oportunidad para muchísimas personas que cuentan con tiempo libre y lo desean monetizar. Los mismos cobran por hora y fácilmente pueden llegar a obtener ganancias mayores a un sueldo mínimo hoy en Argentina”, dice.

El pedido más raro: “Hace unos días recibimos un pedido de una madre que necesitaba hacerle llegar un dibujo, realizado por su hijo de 6 años, a su abuela.”

Todos los envíos cuestan $30.

iFood

Está app de origen brasileño fue la última en llegar a Buenos Aires, si bien ya venía operando en algunas ciudades del interior del país. Trabajan parecido a PedidosYa, solo reparten morfi.


DAVID KATO, DIRECTOR DE IFOOD PARA ARGENTINA Y COLOMBIA. (FOTO: GENTILEZA IFOOD.)

El servicio arrancó en Brasil, donde les daban soluciones de gestión a los restaurantes. Hoy están presentes en 500 ciudades de todo el mundo y tienen más de cinco millones de usuarios activos.

En la Argentina ya tienen operaciones en 10 ciudades: Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Esperanza, Godoy Cruz, Guaymallén, Lujan de Cuyo, Maipú, Mendoza, Paraná, Rafaela, Rosario, Santa Fe, Mar del Plata y Santo Tome.

David Kato, director de iFood para Argentina y Colombia, cuenta que para ellos el mercado argentino es uno de los más importantes de la región.

Por el momento, no tienen repartidores propios en la Argentina (lo planean para un futuro pero no dan fechas). En Brasil, Colombia y México si tienen y trabajan con socios que son “responsables de unir al local con quien reparte y esto incluye un sistema de tracking”.

El pedido más raro: “Ninguno, pero a nosotros en Brasil nos sorprende que una de las categorías más pedidas en Argentina sea los helados, acá no es una costumbre ordenar postres a domicilio”, dice el responsable local de iFood.

Costo del envío: entre $15 y $20 y hay lugares que tienen envío gratis.

Rappi

Esta es otra de las más nuevitas acá y también es de la que te llevan “lo que vos quieras”. El emprendimiento empezó en Colombia en 2015 y en el último tiempo empezaron a crecer por América latina.


Por ahora sólo están el barrio de Palermo y Recoleta, en las próximas semanas van a lanzar en el Microcentro y Puerto Madero. Apuntan a cubrir toda la ciudad de Buenos Aires para fines de junio de este año. También esperan expandir su negocio a otras ciudades de la Argentina.

Los “rappitenderos” son 1.000 en este momento pero, según la compañía “no trabajan para Rappi sino que colaboran”. ¿Cómo es eso?

“Es un modelo de crowdsourcing similar a lo que hacen otros modelos de negocios como es el de Uber. Ellos ganan la totalidad del costo de envío que paga el usuario. Rappi no retiene nada a los rappitenderos”, explican desde la empresa.

Los que sí pagan son los lugares que aparecen en la app: algunos tienen un acuerdo de exclusividad y otros pagan comisión por los envíos que genera la app.

El pedido más raro: “En la Argentina no tenemos aún pedidos locos pero nos pasó en Colombia que nos han pedido desde un paseador para un perrito hasta un jugador para un partido de futbol 5”.

Los envíos cuestan, todos, $35, sea restaurantes o cosas de supermercado.

PedidosYa

En los últimos dos años, PedidosYa, que se veía venir la competencia, a su tradicional servicio (pedir comida a un lugar que manda su propio delivery) le agregó repartidores propios (para aquellos lugares que no los tenían) y pagos online. Y, en estas últimas semanas, agregaron tracking y hasta la posibilidad de pedir artículos de supermercado y farmacia.


(FOTO: CAPTURA DE PANTALLA DE LA PUBLICIDAD VÍA MAIL.)

La empresa, que desde 2013 forma parte del grupo alemán Delivery Hero, fue creada por los uruguayos Ariel Burschtin, Álvaro García y Ruben Sosenke en 2010. La app ya llego a las 11 millones de descargas.

Federica Hampe, jefa de Comunicación de PedidosYa en la región, cree que todas las opciones que aparecieron en este último tiempo muestran de que se trata de una industria en pleno crecimiento y que la competencia actual es positiva porque beneficia a los usuarios.

Es por esto que PedidosYa inauguró en estos días un centro logístico en el barrio de Palermo para “centralizar las tareas”. Contextualizando: de los 5.000 restós adheridos a la plataforma en la Argentina, más de 3.000 están en Buenos Aires, y algo más de 300 ya están adheridos al servicio de logística.

Ya tienen 350 “riders” propios (y planean seguir sumando más) y los servicios que incorporaron, según dice Hampe, “más que con lo que hace la competencia, tienen que ver con necesidades que detectamos: nos pedían envíos de golosinas o esas compras de ‘último minuto’ como leche o papel higiénico”.

Sus repartidores son empleados de PedidosYa, en modalidad part-time o full, dependiendo de sus preferencias y las necesidades del barrio donde trabajan.

Costo de los envíos: varían, algunos restaurantes y casas de comida no cobran un costo extra pero tienen pedido mínimo, otros cobran cargos por envíos. En general, estos costos rondan entre los $10 y los $30.

Treggo

Esta última es algo diferente porque en realidad lo que ofrece es, únicamente, un servicio de mensajería. Nació como una app al estilo Uber para enviar y recibir paquetes vía motos pero con el tiempo fue agregando otros servicios: realizar tramites y trasladar cosas más grandes en autos. ¿Es competencia para las otras empresas o no?


(IMAGEN: GENTILEZA TREGGO.)

La compañía -que hoy opera en Buenos Aires y sus alrededores, Rosario y Córdoba- nació en 2016 y también funciona parecido a Glovo y Rappi. Así explica Matías Lonardi, su Chief Marketing Officer, similitudes y diferencias:

“Compartimos la misma filosofia de modelo de crowdshipping o economía colaborativa, al estilo Uber, pero hoy su modelo de negocio como están planteadas esta en ser mas un marketplace enfocado 100% a consumidores finales donde pueden comprar comida de sus restaurantes o mandar un mensajero a hacer compras. Por como están operando su negocio actualmente en Argentina los sentimos mas competidores de PedidosYa que nuestros.”

Se ven más cercanos a Glovo pero la de ellos es “una solución completa de envíos para cualquiera, particular o empresa”.

Costo de los envíos: cada uno, $18 por kilómetro, con un minino de $199 (para motos); y de $20 por kilómetros, con un mínimo de $337 para autos. Hay recargos los días de lluvia o los sábados, domingos y feriados.