Comida

Conocé a Paulina Cocina y su receta para unir muy bien la comida y las redes sociales‍ 🍳💻

Actualizada 13/06/2017 10:13

Paulina Cocina no nos va a decir su edad por coquetería.

Y tanto vos que leés la nota, como yo que la escribo no vamos a saber su nombre “real”.

¿Por qué? Porque Paulina es una identidad en sí misma y es a quien vamos a conocer.


Ella tiene más de 100.000 suscriptores en Youtube y casi 250.000 fans en Facebook.

Y como bien aclara en su página: “Siempre soñó con tener un programa de cocina, pero no con ser cocinera”.

Antes de su programa inaugural en Youtube, era una socióloga viviendo en Barcelona, haciendo un doctorado y viajando por el mundo.

Fue en la ciudad española donde hizo su primer video y comenzó la aventura.


Era 2008, se le ocurrió la idea y filmó sus primeras imágenes.


Paulina aprendió a cocinar con su mamá sin imaginar que algún día, esa sería su nueva profesión: “Cocino desde chiquita. Aunque nunca estudié cocina, la cocina siempre estuvo ahí como actividad.”


Desde aquel primer video en 2008 pasaron cinco años más hasta que pudo dedicarse por completo al canal: en 2014 empezó a armar su comunidad desde un lugar más profesional y menos impulsivo.

Más planificación, menos impulsos, más cuchuflos del día.

Más allá de su impulso, algo que cualquier Social Media Manager puede envidiar de Paulina es el uso de las herramientas y redes que hizo para generar, orgánicamente, una comunidad creciente e imparable.


Más que Youtuber, Paulina es una auténtica generadora de contenido que no deja nada librado al azar: sus videos están divididos por temporadas, hay secciones en redes (como el “Cuchuflo del día”) y una comunicación y comprensión de lo que su comunidad busca en ellas: recetas, sí, pero transmitidas con su sello.


“ Ya en Argentina encaré la cosa de forma más metódica: fue muy importante tener en claro las prioridades​ y no salirme del foco. El primer año me dediqué enteramente al contenido, ni Adsense tenían mis videos. El segundo año a la difusión y la creación de comunidad, hacer crecer las redes, las visitas en la web. Recién el tercer año me dediqué al desarrollo de PC como proyecto comercial. No fue un plan pensado, pero estuvo muy bien hacerlo así, porque ahora tiene una estructura muy sólida en los tres ámbitos: en los contenidos tiene un perfil muy claro, la distribución y la comunidad alrededor de Paulina Cocina están buenísimas y en la parte comercial no me puedo quejar”

El recorrido la llevó a editar de la mano de Ediciones Continente su primer libro de cocina.

Paulina es un ejemplo de cómo se puede pegar un volantazo feroz y caer de pie cuando se tiene la voracidad de aprender y armarse de a poco.

Cuando le preguntamos sobre cuál siente que es su aporte, mantiene la misma humildad.

“Es el concepto de Internet, el de construcción colectiva: sola no creo que esté aportando nada, sinceramente, pero, como ustedes, formo parte de quienes hacen día a día el contenido original de Internet. Solos no somos nada, juntos somos la bomba”