Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Ciencia

Cómo es un día en la vida de un investigador del Conicet (¿y qué hace?) 🤔

Actualizada 13/04/2017 09:00

Se leyeron algunas opiniones críticas a los investigadores del Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) mientras duró el conflicto por los recortes.

Y nosotros te las contamos acá.

Eran más o menos así: “Que los que están en el Conicet investigan la cumbia, a Star Wars y las letras de Arjona.” “Que se gastan la plata de nuestros impuestos.” “Que vayan a laburar y que, otra vez, se vayan a lavar los platos.”


// //

Ahora que todo está un poco más tranquilo, nos surgió una duda: ¿qué hace realmente un investigador de Ciencias Sociales del Conicet?

Esta pregunta se la hicimos a Pablo Rodríguez, doctor en Ciencias Sociales e Investigador Adjunto del Conicet.

Él le contó a UNO en una intensa charla telefónica qué hace durante un día habitual, qué investiga, por qué el Estado le paga un sueldo y cómo lo controlan.

ESTE ES PABLO


¿DE QUÉ TRABAJA PABLO?

Es investigador del Conicet “con base en el Germani”, es decir, el Instituto Gino Germani, parte de la Universidad de Buenos Aires, que tiene como misión contribuir a la producción científica.

O sea que trabaja ahí pero, como en el Germani no tiene lugar físico porque está lleno, trabaja desde la casa.

Su trabajo se “mide” por productividad.

Y lo hace a través de un informe que, según su categoría de investigador (hay 5), presenta cada uno o dos años (depende de la categoría del investigador).

Ese informe es analizado por una comisión que decide si el Estado le tiene que seguir pagando a Pablo su sueldo.

Ahí tiene que contar qué hizo con su tiempo: si cumplió con su plan de trabajo, cuánta transferencia social hizo (o sea, devolver parte de lo que cobra participando en debates sobre sus temas de investigación, por ejemplo), y en qué podría mejorar.

“El Conicet me paga un sueldo contra un certificado de productividad, y la productividad se mide en términos de artículos. Pero hay otra parte, una carga de trabajo que uno tiene y que se te reconoce parcialmente. Por ejemplo, la evaluación de artículos. Y no solo de afuera sino de acá, del Conicet. Eso forma parte del trabajo. ¿Está reconocido como tal? Y, más o menos. Yo ya evalué 10, 15 artículos de acá y de afuera. El artículo número 21 que reviso no me lo van a contar como algo buenísimo para mi productividad, como sí lo van a hacer si publiqué un artículo de revista con referato indexado en Noruega”, nos cuenta.


Si ese informe se aprueba, Pablo sigue siendo investigador. Pablo dice que su trabajo “es el más controlado de todo el Estado nacional”.

Admite que puede haber “acomodados”, como en todos lados, pero que no investigan lo que quieren.

“Lo que a mí me interesa tiene que acomodarse a lo que me pide el comité cuando presento mi informe”, explica.

¿Qué investiga Pablo?

Dos temas que tienen algo de relación entre sí:

  • POR UN LADO, INVESTIGA EL IMPACTO SOCIAL DE LA BIOLOGÍA SINTÉTICA. ¿QUÉ ES ESO? UNA NUEVA RAMA DE LA BIOLOGÍA QUE QUIERE APOYARSE EN LA INVESTIGACIÓN TEÓRICA YA HECHA PARA INVENTAR “COSAS”, COMO UN SENSOR DE ARSÉNICO EN AGUA QUE FUNCIONA COMO “UN EVATEST”. ¿POR QUÉ? PORQUE EL ARSÉNICO ES LA CAUSA MÁS IMPORTANTE DE CONTAMINACIÓN DE AGUA EN LA ARGENTINA.
  • EL TRABAJO DE PABLO ES AYUDARLOS A COMUNICAR Y A ENTENDER MEJOR SUS PRÁCTICAS PARA CONSEGUIR FONDOS PARA INVESTIGAR, POR EJEMPLO. PARA ESO, VA A SUS REUNIONES, A SUS CONGRESOS, A SUS SEMINARIOS Y REGISTRA LO QUE HACEN.
  • ASÍ LO EXPLICA ÉL:


  • ADEMÁS, ES ESPECIALISTA EN UN FILÓSOFO FRANCÉS DEDICADO A LA TÉCNICA. SE LLAMA GILBERT SIMONDON. “ÉL PENSÓ LA RELACIÓN ENTRE CIENCIA, TÉCNICA Y SOCIEDAD DESDE UNA PERSPECTIVA NOVEDOSA”, CUENTA.
  • DE HECHO, PABLO ES EL ESPECIALISTA EN ESTE FILOSOFO EN LA ARGENTINA. PUBLICÓ VARIOS LIBROS SOBRE ÉL Y MUCHOS ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS O EN REVISTAS ESPECIALIZADAS.


  • ARRIBA DIJE QUE LAS DOS INVESTIGACIONES ESTABAN RELACIONADAS Y ES ASÍ: EN LA PRIMERA INVESTIGA LA APLICACIÓN PRÁCTICA, EN LA CANCHA, DE TEORÍAS QUE ESTÁN EN EL PAPEL (EN EL CASO DE SU SEGUNDO TEMA, EL DEL FILÓSOFO FRANCÉS).


ASÍ PASA UN DÍA DE PABLO

Va a reuniones de sus grupos de investigación, da clases universitarias (por las que cobra, pero no puede dar muchas horas porque el estatuto del Conicet no lo permite).

Además, corrige artículos de otros, escribe los suyos y es tutor de otros investigadores becados.

Y también cuida a sus dos hijos. Se dividen el laburo con la esposa, que es docente universitaria.

Reconoce que su vida “puede parecer privilegiada” pero argumenta que está todo el día trabajando, porque en la noche, cuando sus dos hijos se van a dormir, también es un momento para trabajar.

Pablo, ¿se puede ser un “ñoqui”? ¿Se puede entregar cualquier cosa?

“No”, responde. “Porque, en teoría, en el estatuto del Conicet, vos no podés estar más de cuatro años en la misma categoría sin tener la obligación de pedir un ascenso. No te podés quedar toda la vida como investigador asistente, por ejemplo, haciendo la plancha. La labor de un investigador del Conicet está pensada como una carrera: vos estás un tiempo en una categoría y después tenés que pedir el pase a la siguiente, no es algo que puedas elegir.”

Pero concluye:

“En todo caso, lo que hay que discutir son los criterios de investigación y no el hecho de que exista un sistema de investigación. Acá la operación ideológica es inversa: primero recortan y después discuten.”