Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

China

Lucila se fue a estudiar a China y nos cuenta qué la hace flashear 😵

Actualizada 27/06/2017 10:00

La primera vez que estuvo en China, Lucila San Martín sintió que había puesto pie en otro planeta.

Fue en 2014, en una escala que hizo en Shangai en el medio de otro viaje, pero le alcanzó para darse cuenta de que a ese país gigantesco ella quería prestarle atención.

Ahora vive en Pekín, donde está haciendo una maestría de estudios chinos en la Academia Yenching.


Para ella, China es especial porque estuvo cerrada al mundo durante muchos años y se volvió muy misterioso.

En los últimos 30 años, 800 millones de personas salieron de la pobreza y familias que hace dos generaciones no tenían para comer ahora viven en torres increíbles con todos los lujos posibles.

La vida allá, dice, es distinta en todo. Desde Pekín, por WhatsApp, resume algunas de las cosas que al principio la hicieron flashear:

  • EN CHINA SE TOMA AGUA CALIENTE Y EN EL RESTO DEL MUNDO NO. NO ENTIENDEN POR QUÉ TOMARÍAMOS ALGO FRÍO.
  • CUANDO VAN A COMER EN GRUPO SE PIDEN PLATOS COMUNALES, NADA DE PLATOS INDIVIDUALES, TODO SE COMPARTE.
  • EN EL IDIOMA ORAL NUNCA SE DICE “YO”, SIEMPRE SE DICE “NOSOTROS”.
  • MUCHÍSIMAS CASAS EN LA CIUDAD NO TIENEN BAÑO ADENTRO. SE USAN BAÑOS COLECTIVOS, HAY UNO POR MANZANA.
  • SI TE CRUZÁS A ALGUIEN EN LA CALLE Y TE PONÉS A CHARLAR NO HAY GESTOS DE APERTURA O CIERRE DEL DIÁLOGO: NI APRETÓN DE MANOS, NI BESOS, NADA. A LUCILA TODAVÍA LE CUESTA ACOSTUMBRARSE A ESO.


Las relaciones personales también son muy distintas: muchas chicas siguen siendo muy tradicionales y no toman alcohol ni se quedan solas con un chico en una situación que no sea una cita.


El gobierno chino tiene restricciones a páginas web que no les permiten regular el contenido, por lo que los medios internacionales, todos los servicios de Google y las redes sociales están fuera de juego: si querés entrar te aparece que no existe o hay un problema del servidor.

¿Entonces cómo hacen?


En su cuenta de Twitter (@papaspai) cuenta anécdotas sobre su vida en China.

NO TAN DISTINTOS



Desde que vive en China, Lucila tomó conciencia de todas las connotaciones negativas o prejuicios que tenemos en Argentina alrededor de China y sus habitantes: si algo es complicado decimos que es “un plan chino” o “chino básico”. Llamamos “mi chino” al dueño del supermercado al que vamos todos los días.