Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Boca

La verdadera historia: ¿Ozzy Osbourne le arrancó o no le arrancó la cabeza a un murciélago? 😨

Actualizada 27/01/2017 07:01

Ozzy Osbourne no necesita presentación, rockstar conocido por ser el cantante de Black Sabbath, por su carrera en solitario y bueno, por tener un reality show bastante bizarro que muchos recordaran de ver en MTV.

Pero quedemonos con que su fama viene más por el lado de la música. Corría el año 1982, y Ozzy (ya solista) ganaba portadas y fans, aunque no por las razones correctas.

Si bien la mayoría de los medios reconocía el talento del artista tampoco callaban su indiscutible adicción a los narcóticos, así como aquel episodio en el que le arrancó la cabeza a las palomas; el inicio de la locura Osbourne.


Ozzy ya había acaparado titulares un año antes por una controversial reunión con los ejecutivos de CBS Records.

El músico planeaba terminar su aparición soltando a tres palomas (vivas, claro) al aire; un momento espectacular que se convirtió en un desastre cuando Ozzy decidió aparecer ebrio al encuentro y no dudó en discutir con una empleada de relaciones públicas de la empresa.

Mick Wall, publicista de Black Sabbath, recoge el hecho en un libro homónimo, asegurando que Ozzy le dijo: “Me saqué una de esas palomas y le arranqué la cabeza de un mordisco solo para callarla. Luego lo hice otra vez con la próxima paloma, escupiendo la cabeza en la mesa… Fue allí cuando me echaron”.


PERO VAYAMOS AL TEMA DEL MURCIÉLAGO:

Mark Neal fue el autor material de la locura de sus amigos. Tenía 17 años cuando todo ocurrió. El joven planeaba acudir al concierto de Ozzy y sus amigos lo instaron en llamar la atención del músico. ¿Cómo? Con la mascota fallecida de su hermano.

Dos semanas antes, el hermano menor de Neal llevó el murciélago a casa. Lo trajo de la escuela, vivo y aleteando, pero, lógicamente, no duró mucho con vida.

Conscientes de la reputación “carnívora” del músico, los amigos de Neal le dijeron que llevara el cadáver a la presentación, que lo sellara en una bolsa y lo ocultara en su chaqueta. En el momento preciso, debía lanzarlo al escenario. Y lo hizo.


¿OZZY SABÍA QUÉ ERA UN MURCIÉLAGO DE VERDAD?

En el concierto, Ozzy promocionaba su segundo álbum en solitario: Diary of a Madman (1981). En plena presentación, el infame cadáver de murciélago le cayó en los pies. Ozzy no sabía que aquello que le habían lanzado, era un animal muerto de verdad (después de todo, ¿quien lo haría?).

Parecía relucir entre las luces brillantes y creyendo que era de hule, el músico lo tomó entre sus manos y le arrancó la cabeza con los dientes para que los fans estallaran en emoción. Las cosas no salieron como esperaba, y se puede ver en su cara de asco.



Así Ozzy recoge el incidente en I Am Ozzy, su libro de memorias lanzado en 2009. También recuerda con disgusto la cantidad de inyecciones que recibió en el hospital al que acudió de inmediato para protegerse de la rabia.

Aparentemente el músico se animaba a decapitar palomas vivas, pero un murciélago muerto era demasiado, incluso para Ozzy. De cualquier manera este “error” le valió una fama más duradera en el mundo del Rock And Roll.


FUENTE: VIX.