Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Belleza

Probamos remedios caseros para los granitos y te contamos qué onda 👆

Actualizada 03/07/2018 03:41

De los granitos y de los cuernos no se salva nadie, o por lo menos, la gran mayoría de nosotros. Si bien hay diferentes tipos y grados de acné, es posible que al menos una vez en tu vida te enfrentes a un granito molesto y que no sepas cómo hacer para que se vaya más rápido. En este caso, vamos a hablarte de los granitos esporádicos que salen por diferentes motivos y que todos terminamos odiando porque siempre aparecen cuando menos los queremos.


Importante: recordá ante cualquier duda SIEMPRE ir a un dermatólogo para que evalúe tu tipo de acné y te de un tratamiento acorde. Antes de probar cualquier tratamiento casero, asegurate de no tener alergia a ningún ingrediente y si dudás, mejor no lo intentes.


Ahora, ya sabiendo que no tengo alergias y que mi tipo de acné es comedogénico (o sea, me aparece en forma de erupción por zonas con puntos negros, pero también tengo granos puntuales y separados colorados y molestos) decidí probar los trucos de Internet para mejorar el estado de mi piel y estos fueron los resultados.

Máscara de canela y miel

Básicamente consiste en mezclar tres cucharadas de miel con una pequeña de canela, aplicar sobre la piel limpia y dejar actuar 40 minutos. Para lograr que se unan mejor, entibiar apenas la miel para que se ponga más líquida. Después, enjuagar con bastante agua tibia.


El veredicto: Van a ser protagonistas del peor pegote de sus vidas, aunque se queden quietitos y lo apliquen con pincel como hice yo. Gotea, se corre, es medio un enchastre. Si lo bancan (como hice yo, pese a que me quedó la remera llena de miel y canela), la verdad es que la piel queda luminosa pero parece ser demasiado esfuerzo para el resultado.

Pasta de dientes sobre el granito

Este es uno de los remedios caseros más comunes del mundo y seguramente lo hayas hecho para una emergencia: se pone un poquito de pasta de dientes sobre el grano y se deja secar toda la noche.


¿Qué pasa con esto? Si bien los granitos aparecen más pequeños a la mañana siguiente, seguramente notes que alrededor la piel está más colorada y seca, porque lamentablemente la pasta de dientes tiene ingredientes demasiado abrasivos para nuestra piel y es por eso que más allá de que parezca que soluciona algo, puede complicarte más de lo que te ayuda. Esta la usé MUCHO en mi adolescencia hasta darme cuenta de que me dañaba más de lo que me salvaba. No recomendada.

Bicarbonato de sodio

Lo único que hay que hacer es mezclar bicarbonato de sodio con agua suficiente hasta que se haga una pasta y aplicar ya sea sobre el grano o como mascarilla. Tras 20–25 minutos, enjuagar con agua tibia.


Funciona bastante bien (el bicarbonato ayuda a alcalinizar el ph de la piel, como antibacterial y a desinflamar) pero no se aconseja hacerlo muy seguido porque puede resecar demasiado la piel. Para un brote o un granito molesto no hay problema y no reemplaza ni compite con otros productos de belleza (podés usar las mismas cremas y lociones de siempre) pero no lo tomes como una solución cotidiana. Para mí, por fácil, barato y por sus resultados, este es el mejor para emergencias.