Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Bar

4 historias COPADAS de Work and Travel en Australia y Nueva Zelanda ✈  💵

Actualizada 29/12/2016 06:53

Chicas y chicos te cuentan por qué les pintó irse, cómo se ganan el billete y qué balance hacen de sus experiencias.

Todos los años, Australia y Nueva Zelanda entregan visas de trabajo para menores de 30/35 años de varios países.

Acá, algunas experiencias del otro lado del mundo.

CHANA, 23 AÑOS: “EN AUSTRALIA MANEJÉ GRÚAS, FUI CAMARERA Y AHORA EMPAQUETO PEPINOS”


¿Dónde está? En Australia. Vive en Ayr, en un hostel con otros 50 backpackers.

“Pude ahorrar mucho, me compré un auto con el que recorrí toda la costa este y ahora me estoy preparando para hacer un viaje de varios meses al sudeste asiático”.

¿Qué hizo en este tiempo? Fue camarera, volantera, conductora de grúas y recogió y empaquetó peras, tomates, arándanos, paltas y pepinos.

      “Acá el sueldo promedio es de 22 dólares la hora y el sistema laboral está preparado para trabajos casuales, que son los que hacen los backpackers. Conocí gente de todos lados del mundo haciendo lo mismo que yo, por lo que trabajar de cualquier cosa se convirtió en una experiencia súper enriquecedora”

FELIPE, 27 AÑOS: “LA WORKING HOLIDAY NO TIENE NINGÚN PUNTO MALO”


¿Dónde está ahora? En Wellington, la capital de Nueva Zelanda.

¿Dónde estuvo? En la isla sur (Nueva Zelanda está formada por dos grandes islas) trabajó en un criadero de salmones y en una farm donde asistía al nacimiento de terneros. Se levantaba todos los días a las cinco de la mañana y se montaba a un cuatriciclo.

¿A dónde sigue su viaje? En diciembre vuelve a la isla sur a trabajar en el picking y packing de tomates cherrys.

¿Qué hacía en Buenos Aires? Era (es!) DJ de música house. Cuando estuvo en Wellington pudo trabajar algunas noches en un bar.

      “Con la visa, no podés trabajar más de 3 meses con el mismo empleador, pero igual casi nadie lo hace porque el plan acá es laburar, ahorrar y seguir viajando, y hacés trabajos que nunca harías en otro lado”.

SOFÍA, 26 AÑOS: “ES TODO MUY INTENSO Y CONTINUAMENTE PASAN COSAS NUEVAS”


¿Dónde está? En la isla Waiheke, frente a Auckland, en Nueva Zelanda

¿Por qué se fue? A mitad de 2015 le faltaban seis finales para terminar su carrera y no tenía ni idea de qué iba a hacer con su vida. La decisión de viajar a Nueva Zelanda la ayudó a ponerse las pilas y en seis meses se recibió. Viajó en marzo con pasaje de vuelta para noviembre, pero después lo cambió: ahora tiene un pasaje abierto sin fecha de regreso.

¿Cómo consiguió trabajo? Llegó a NZ en marzo y consiguió trabajo a mediados de abril. Mandó muchos mails, aplicó a muchos trabajos hasta que tuvo una oportunidad en una empacadora de kiwis. También hizo picking de mandarinas y poda de kiwis.

      “En el sur de de la isla norte estuvimos haciendo wwoofin en una farm en Tologa Bay, una familia hermosa con la que compartimos 3 semanas viviendo y trabajando en su casa. A cambio de comida y alojamiento hicimos trabajo de housekeeping, babysitting y farm”

¿Cuántas horas por día trabaja? Ahora tiene tres trabajos: cleaning de casas de vacaciones para una empresa, nanny por día y cajera en un supermercado. Los sueldos son por semana y cuando tiene que ahorrar trabaja entre 10 y 12 horas por día.

¿Cómo se mueve en la isla? Con una amiga compraron un auto (allá son muuuuuy baratos!), una Subaru Legacy viejita que las lleva a todos lados.

      “Los planes a futuro cambian todo el tiempo, por lo que me acostumbré más que nunca a vivir día a día. Conocés mucha gente de todos lados, con muchas experiencias”

JOAQUÍN, 29 AÑOS: “ES COMO ESTAR DE VACACIONES Y TRABAJAR A LA VEZ”


¿Dónde está? En el sudeste asiático, porque ya se terminó su visa de trabajo en Nueva Zelanda, donde estuvo 15 meses.

¿Dónde vivió en NZ? En Gisborne, Blenheim, Wanaka y Waiheke. Hizo todo tipo de trabajos: podó viñedos, pintó casas, lavó autos y empaquetó kiwis.

¿Qué trabajo le gustó más? Regar lechugas le pareció muuuy divertido.

¿Qué va a hacer ahora? Su idea es volver pronto a Buenos Aires y aplicar para una visa Working Holiday en Australia o en algún lugar de Europa (Francia, Dinamarca e Irlanda también ofrecen esta posibilidad).