Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Autos

5 consejos para que no te caguen los mecánicos 🚗

Actualizada 14/08/2017 04:37

Dejar el auto en manos de un tercero es más jodido que salir de la friendzone. Pero no queda otra, hay que hacerlo y termina siendo un acto de confianza. Acá van cinco consejos para que no te garquen 👇

1) Escapar del mecánico chamuyero

Si te dice que le dejes el auto de una cuando recién lo conoces, a los pocos días te llama porque hay otra cosa que está mal y tiene que arreglarla y para colmo, en el face to face te mete un monólogo de 20 minutos sin parar: salí de ahí, Maravilla.

Según Cristián, mecánico de toda la vida en Villa Martelli: "Si lo dejaste y te dijeron un montón de cosas que vos no tenés ni idea, fuiste".

Generalmente, si te hablan mucho de lo que hicieron es porque te están mandando más fruta que la que tiraste vos en el último final que rendiste.


2) Ojo si no te dice cuánto te va a costar

Una vez que llegaste al taller, lo primero que te tienen que decir es el costo por revisión. Después, te explican el problema y el mecánico te arma un presupuesto aproximado (repuestos + mano de obra).

Parece básico, pero muchas veces no pasa. Según Cristián, en caso de que haya revisión, tiene que ser con el cliente presente para que no haya ninguna duda. "El flaco tiene que hacer un chequeo general. Ver cómo recibe el auto con las marcas y abolladuras y en qué estado llega por fuera y por dentro, para después trabajar con tranquilidad".

3) Fijate que no te oculte los repuestos

Cada vez que te cambian un repuesto, te tienen que dejar el viejo dentro del auto. Un tip que te puede servir para saber si te están chamuyando: si sabés qué te tienen que cambiar, (antes de llevar el auto) hacele una marquita al repuesto con un marcador indeleble negro o con un esmalte en algún lugar que no se vea a simple vista.

Si te devuelven el auto con los repuestos "nuevos" colocados y te dan los viejos, pero no ves la marca que hiciste previamente, empezá a desconfiar que el que avisa no traiciona...

"Muchas veces en un servicio de cambio de aceite no te cambian los filtros o usan aceites viejos que ellos mismos reciclan y te terminan chamuyando", nos cuenta el mecánico de Martelli.

4) Que no te curren con el scanner

La mayoría de los autos del 2006 en adelante funcionan con una computadora que maneja todo. Si se prende una luz en el tablero y el auto funciona mal, es la computadora que detectó una falla y te obliga a ir al mecánico para arreglarlo.

El mecánico, escanea el auto (sale entre $200 y $350, si te cobran $500 o $600 por escaneártelo te están choreando) y tiene dos opciones: o apaga la luz del tablero, que es lo más fácil, el auto deja de detectar la falla y funciona bien hasta que se prenda la luz en el tablero de vuelta o trata de solucionar el problema de fondo. Es importante saber que el scanner no hace un laburo fino de precisión. Si anda mal la rueda, puede ser porque se le metió un clavo o porque está desbalanceada. Con el scanner te salta la falla pero no te dice el porqué, ni cómo solucionarlo. Es una guía para saber por dónde viene la mano.

5) Tirate a la pileta pero con alguien de MUCHA confianza

Si te la pasás yendo a distintos mecánicos vas a perder tiempo, ganas, plata y nafta ¡No te quemes la cabeza! Lo mejor es ir a uno solo y de confianza, no hay otra. Al fin y al cabo, dejar el auto en el mecánico es un acto de fe.

Lucas Manzi