Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Argentina

Qué es PAF, el proyecto que da info sobre drogas y reparte agua en las fiestas electrónicas para evitar tragedias 👏👏👏

Actualizada 02/08/2018 06:15

La información es clave y ese es uno de los pilares de PAF (Proyecto de Atención en Fiestas), un proyecto que quiere tratar de evitar tragedias en el mundo de la noche.

La idea es simple:

🎉 ir a las fiestas y boliches

✊ poner un stand

📜 dar info sobre drogas

👍 ayudar a cualquiera que se sienta mal o tenga un mal viaje

💦 repartir agua, frutas y preservativos


La idea surgió después de la tragedia de Time Warp, en donde murieron cinco personas por consumo de drogas.

Intercambios, una ONG que trata temas de drogas con una perspectiva de derechos humanos, se contactó con Tomás Pérez Ponisio, uno de los administradores de Argenpills, un foro que da información sobre drogas en Argentina, para participar de un proyecto de ayuda en los boliches 👍

“Se empezó a formar un grupo y le dimos forma a PAF, que es un proyecto de reducción de daños para la movida electrónica”, cuenta Tomás, que es el actual coordinador del proyecto.

Arrancaron en junio del 2017 con la primera intervención y ya llevan más de 25 participaciones en distintas fiestas y boliches. “Además de dar info y repartir agua y frutas, tratamos de tener una mini zona chill out para que haya un lugar para bajar un cambio y relajar un toque”, explica 🙌


Ese mismo año consiguieron apoyo del gobierno porteño para poder tener equipamiento y materiales para repartir con info sobre las distintas drogas y qué efectos tienen.

Los que formamos parte de PAF y los que están en la fiesta, estamos al mismo nivel. Somos pares. Me di cuenta que eso es clave. La gente confía en nosotros. Si se sienten mal en la fiesta no van a ir ni al de seguridad, ni al enfermero, capaz ni al que tienen al lado. En cambio, si estamos vienen a nosotros. Eso es porque nos tienen confianza”, dice Tomás.

Adonde pueden ir, van: desde un boliche para 200 personas a una fiesta en Mendoza de Hernán Cattaneo para 5 mil personas. Pero justamente, conseguir espacios que los acepten es su principal dificultad.

“Necesitamos que más empresarios de la noche y que tienen boliches entiendan que hacemos y nos acepten. Muchos no quieren hacerlo, dicen ‘yo tengo seguridad en mi boliche, nadie se droga’, como negando el consumo o piensan que aceptando a PAF lo avalan, como si no existiese previamente. La gente consume drogas legales e ilegales donde sea. Por más que hay cacheo, la gente está bajo los efectos de cualquier cosa y por más que haya control la gente termina encontrando la forma de hacer lo que quiere”.