Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

Argentina

El gran maestre de la masonería argentina nos abre la puertas de la Gran Logia 😲👉

Actualizada 01/03/2018 10:00

Ángel Jorge Clavero es el Gran Maestre de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones. Ángel es masón hace 33 años y es grado 33 dentro de la logia, pero… ¿qué es la masonería? ¿Quién puede ingresar? ¿Para qué? Clavero nos respondió estas preguntas y otras más.

¿QUÉ ES LA MASONERÍA?


Clavero cuenta que el objetivo de la masonería es hacer mejores personas y ayudarlas a pensar libremente: “Si son mejores personas van a ser mejores ciudadanos y si son mejores ciudadanos ayudaremos a mejorar la calidad de vida política en los países; eso es -en rasgos generales- el final último que tiene la masonería.”


Los masones comparten reuniones que se dan en un salón que tiene en su techo pintado un cielo. En una punta está la noche, allí se ubicarán los aprendices. A medida que avanzamos el cielo se va iluminando, ahí se irán ubicando por grado hasta llegar al frente donde hay un sol naciente pintado, ahí estarán el gran maestre y demás maestros de alto grado. El conocimiento masón.

Templos y ritos iniciáticos

En las reuniones llamadas ‘talleres de ideas’, antes llamadas ‘templos’, intercambian ideas dentro de un marco de tolerancia y respeto. El gran maestre comparte que parte de los objetivos de ser masón es “trabajar en el templo interior del ser humano, es decir, hacerlo una persona más consciente, más solidaria, que sepa pensar por sí misma, etc.”


Los primeros tres grados de la masonería simbólica son tres: aprendiz, compañero y maestro. Maestro es el grado a partir del cual se puede acceder a grados políticos, y si uno desea puede seguir avanzando hasta el 33.

Es una escuela iniciática. Significa que avanzamos a través de una ceremonia”, cuenta el Gran Maestre Clavero. “Las ceremonias no son más que un paseo por las viejas escuelas iniciáticas de la antigüedad, las escuelas de conocimiento de Grecia, Egipto, India, etc.”

Sobre el mito de los “rituales sombríos” el Gran Maestre se ríe y devela: “El ritual lo único que hace es ordenarnos dentro de las reuniones, allí está escrito quién preside el debate, quiénes hablarán, etc. El ritual es eso.”


Una réplica del sable corvo del Gral. San Martín en la sede de la Gran Logia.

¿Quién puede ser masón?

Ángel Jorge Clavero es el gran maestre por decisión y voto de sus compañeros masones. Cuenta que sus tareas son atender situaciones internas de esta asociación civil sin fines de lucro y además fomentar y abrir los vínculos con la sociedad: “La masonería tiene mucho para ofrecer y nada para esconder, por eso es que hemos decidido salir a la calle y hacernos conocer”, dice Clavero.

Es por esto que actualmente están presentes en varias universidades impartiendo cátedras de libre pensamiento y desde 2008 abrieron la postulación a la masonería para cualquiera que lo desee, sin necesidad de un padrino. En la web de la Gran Logia está el formulario.


Si bien la Gran Logia es para varones, existe la Logia Femenina de Argentina. Cuenta con sus propias autoridades y ocasionalmente realizan reuniones conjuntas con el ala masculina.


Desde 2008 el promedio de edad de los masones bajó a 37, antes era de 59 años. Actualmente hay 12 mil masones en Argentina.

Ángel Clavero cuenta que hace 33 años ingresó a la masonería por un compañero de un partido político donde militaban. Hace un tiempo, alguna vez, cuando Clavero todavía era despachante de aduana, salió en el diario por su elección como gran maestre. Cuenta que los vecinos y compañeros lo felicitaban: “Yo no sé si era porque había obtenido la presidencia de una institución o porque sabían lo que era la masonería.”

PARA SABER MÁS SOBRE MASONERÍA EN ARGENTINA ENTRÁ A LA WEB DE LA GRAN LOGIA.