Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

animales

¿Por qué a los perros les gusta olfatear los genitales de los seres humanos? 🐕

Actualizada 23/01/2017 08:00

AHORA TODO ME QUEDA MÁS CLARO POR SUERTE.

¿Hay algo más horrible que ir de visita a alguna casa y que el perro de nuestro amigo nos reciba con una calurosa olfateada a nuestras partes?

Uno se justifica diciendo “mirá que me bañé eh”, pero te querés esconder abajo de la mesa. Bueno, no es tan grave cómo parece.

Afuera la vergüenza, dejemos en claro que esto es un proceso natural.

Los perros reciben información crucial para su interacción social a través de los olores que despiden nuestros genitales, de la misma manera que dos perros se huelen sus partes traseras cuando se conocen o cada vez que se reúnen a jugar.

Pero, ¿qué es exactamente lo que quieren saber, y cómo obtienen dicha información?


Las glándulas apocrinas se activan durante la pubertad con el aumento de los niveles hormonales, produciendo un fluido mucho más denso y fuerte que el sudor producido por las ecrinas en el resto del cuerpo.

Los fluidos producidos por las glándulas de estas regiones transmiten una carga de información en forma de olor que es importante e irresistible para el mejor amigo del hombre. Este olor, casi imperceptible para los seres humanos, se conoce como feromonas.


A través de las feromonas los perros pueden saber los alimentos que la persona ha ingerido, su estado de salud, el sexo, la edad y su estado de ánimo.

También pueden detectar si esta persona está embarazada y, si se trata de una mujer, en qué punto exacto del ciclo menstrual se encuentra. ¿KE?

Pero pará, la cosa empeora: Algunos estados alteran la producción hormonal y son verdaderos magnetos para los hocicos de los canes, dígase después de tener sexo, cuando se está ovulando, amamantando, menstruando, o se está embarazada.

Claro que de las áreas que contienen glándulas apocrinas, los genitales es la que queda al alcance de los caninos.

En definitiva, menos mal que los perros no pueden hablar, sino dirían “Viene de garchar” “Está embarazada”… agradezcamos eso.

De manera que la próxima vez que los perritos acerquen sus narices a tus partes privadas, tené en cuenta que saben toooodo de vos.

Fuente: VIX.