Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por día con noticias para nuestra generación. Simple. Sin vueltas y sin spam 😉

agua

Empecé a usar la copa menstrual y te lo cuento 👆

Actualizada 24/11/2017 10:25

Si nunca escuchaste hablar de la copa menstrual, te cuento de qué se trata: es un recipiente de silicona que sirve como alternativa en vez de usar tampones y toallitas higiénicas.

Mis prejuicios

La primera vez que leí en internet sobre la copa menstrual habrá sido hace unos cuatro o cinco años y las que contaban de qué se trataba hablaban de ritos con la sangre menstrual: pintar cuadros, regar plantas y hasta cocinar.

Yo en su momento me horroricé porque siempre relacioné mi menstruación más con algo escatológico que con algo sagrado: si pudiera no menstruar, lo elegiría.

Cuando descubrí que no era necesario hacer ritos sangrientos y que simplemente la copa era un reemplazo del tampón y la toallita, seguía dudando. Imaginaba sangre por todo mi baño cada vez que había que cambiarla, me preguntaba cómo hacer para lavarla en un baño público… seguía sin convencerme.


FINALMENTE ME DECIDÍ A PROBARLA

Después de leer cómo casi todas las personas que la habían probado estaban encantadas con la copita, decidí darle una oportunidad. Yo trabajo mayormente desde mi casa, así que mi idea era usarla ahí y cuando tuviera que salir a la calle usar un tampón o toallitas.

Aproveché que un familiar mío viajaba y compré la marca Lunette porque había leído muchas reseñas, pero en Argentina se consiguen varios modelos y desde esta página podés ver info de las más conocidas y comprar la que más te guste.

Si ves que la que compraste no va, probá con otra porque hay distintos grosores, algunas son más rígidas o más anchas… tené paciencia que te juro que lo vale.

Algo importante: tené cuidado con las marcas “genéricas”, a veces lo barato sale caro. Es algo que vas a tener adentro de una parte sensible de tu cuerpo durante horas, no te arriesgues a usar una copa que no sabés de dónde viene, si está aprobada o si tiene algún colorante que pueda dañarte. Siempre buscá reseñas en internet antes de comprar para asegurarte de que es un producto de buena calidad.

Cómo se usa

Básicamente se usa de manera similar a un tampón: se mete en la vagina. Para ponerla hay que doblarla y una vez adentro, cuando la soltás, se abre sola y hace un “vacío” en las paredes vaginales que tiene un doble objetivo: adaptarse al movimiento y evitar filtraciones.

Estos son los dobleces más comunes:


Yo uso el doblez “punch down” porque me pareció que era la forma en que quedaba más “chiquita” (la comparé y queda casi del mismo tamaño que un tampón).

La primera vez la probé cuando no estaba menstruando y para mi sorpresa, resultó súper fácil y se abrió de una. Cuando la usé durante mi periodo, pasó lo mismo: funcionó perfecto de una.

Sin embargo, no todxs tienen esa misma suerte, así que paciencia. Si ves que te cuesta, relajate unos minutos y probá más tarde. Si así no te sale, podés poner un poco de lubricante íntimo en los bordes.




Algo que es muy importante: antes de usarla por primera vez, hay que hervirla durante 20 minutos para esterilizarla.

Cómo sacar la copa menstrual

La mayoría de las copas tienen un palito de silicona abajo pero no es para tirar como si fuera el hilo del tampón, sino para ubicar la copa. Si tirás de ahí, te podés lastimar: lo que hay que hacer es romper el vacío con un dedo y después sacarla despacito.

Para mí sacarla fue lo más difícil de todo, en un momento me desesperé porque no llegaba, no la alcanzaba, no podía. Si te pasa eso, desistí. Esperá un ratito y tratá de nuevo en unos minutos porque si el cuerpo está tenso, no hay chance de que puedas.

Algunos tips que fui aprendiendo: cuando te levantás de dormir, la copa está más arriba, así que para sacarla lo mejor es esperar un rato y después tratar.

Otra cosa es que si no podés (hay días en que parece que no hay forma), ponete en cuclillas o hace como que “pujás” así es más fácil que baje. Yo lo tuve que hacer al principio, ahora me acostumbré y no me cuesta tanto. Es práctica.


Una vez que la sacás, la vaciás con cuidado en el inodoro y después la lavás y la volvés a poner. Cuando se termina tu ciclo, la lavás bien con agua y jabón, esperás a que se seque y después la guardás en un lugar seco y oscuro (la mayoría viene con una bolsita para guardarla).

Antes de usarla en tu próximo ciclo, la hervís unos minutos (comprate una ollita para eso, no uses la de los ravioles del domingo), esperás a que se enfríe y la usás normalmente. No la seques con papel o una toalla porque podés dejarle restos de fibra y es peor a que si no la hubieses esterilizado.

VENTAJAS


  • NO SE SIENTE: LITERALMENTE TE OLVIDÁS DE QUE LA TENÉS PUESTA. YO QUE PENSABA USARLA SOLO EN MI CASA, AHORA LA USO SIEMPRE. NO VOLVÍ A TOCAR UNA TOALLITA O UN TAMPÓN DESDE QUE LA TENGO.
  • SE PUEDE USAR PARA HACER EJERCICIO. YO LA USO PARA HACER PILATES, SE PUEDE USAR PARA SALIR A CORRER O HACER LO QUE QUIERAS.
  • SE PUEDE USAR EN EL AGUA. SI HACÉS NATACIÓN, VAS A UNA PILE O TENÉS PLANEADO IR A LA PLAYA DE VACACIONES, PODÉS USARLA SIN PROBLEMA.
  • DURA HASTA 12 HORAS PUESTA Y TIENE UNA VIDA ÚTIL DE HASTA 15 AÑOS SI LA CUIDÁS BIEN.
  • APRENDÉS SOBRE TU CUERPO. ¿SABÍAS QUE MENSTRUÁS MUCHO MENOS DE LO QUE IMAGINAS? LAS TOALLITAS Y TAMPONES DAN LA SENSACIÓN DE QUE SANGRAMOS MÁS. CON LA COPA VAS A VER LA CANTIDAD REAL Y ES MUCHÍSIMO MENOS DE LO QUE CREÉS.
  • CUIDÁS EL MEDIO AMBIENTE. CADA AÑO SE TIRAN ALREDEDOR DE 94.500.000.000 TAMPONES Y TOALLITAS EN TODO EL MUNDO, CON LA COPA EVITÁS SEGUIR SUMANDO BASURA AL PLANETA.
  • NO PRODUCE RIESGO DE SHOCK TÓXICO. ¿SABÍAS QUE LOS TAMPONES AUMENTAN EL RIESGO DE PADECER ESTE SÍNDROME QUE PUEDE TERMINAR EN LA MUERTE? CHEQUEÁ EL PAPELITO QUE VIENE EN TU CAJA DE TAMPONES. ACÁ TE DEJO UNA FOTO POR SI NO LO TENÉS A MANO:


  • EVITÁS EL MAL OLOR. LA SANGRE EN LAS TOALLITAS ESTÁN EN CONTACTO CON EL AIRE, POR LO QUE GENERAN MALOS OLORES (Y LOS PRODUCTOS CON PERFUME NO SON BUENOS PARA TU SALUD, TU GINECÓLOGX SEGURO TE LO REPITE HASTA EL CANSANCIO). LOS TAMPONES DEJAN FIBRAS EN EL CUERPO QUE PRODUCEN MALOS OLORES (Y FACILITAN INFECCIONES). SEGURAMENTE TE HABRÁS SACADO UN TAMPÓN MEDIO “DESPELUCHDO”. QUE QUEDEN RESTOS DE ESE MATERIAL ADENTRO TUYO NO ES BUENO.
DESVENTAJAS

No encontré muchas… más que nada una cuestión de practicidad si pasás más de 12 horas afuera de tu casa, limpiarlo en un baño público no es lo más cómodo o higiénico. Muchas mujeres llevan una botella de agua y la limpian en el inodoro, pero bueno, es una desventaja que por suerte yo no tuve que experimentar.

Literalmente es un antes y después. La menstruación era una tortura para mí y ahora apenas me acuerdo que la tengo (al menos en lo que respecta a higiene menstrual). Te súper recomiendo que la pruebes, yo estaba negadísima y ahora no la cambio por nada.