Tenemos el mejor newsletter del mundo mundial. Posta!

Lo escribimos a mano. Un correo por d√≠a con noticias para nuestra generaci√≥n. Simple. Sin vueltas y sin spam ūüėČ

adolescentes

Yamila y Kevin vivieron en un hogar de chicos y te cuentan lo duro que fue cuando cumplieron 18 😯

Actualizada 26/05/2017 01:10

Llega ese momento y tienen que conseguir casa, laburo y rearmar la vida. Se hace MUY difícil y el Estado no ayuda.

Lo que se piensa sobre un hogar para chicos es muy distinto de lo que realmente es.

Los chicos que viven en esos hogares están por distintos motivos y muchos de ellos no están en adopción, sino que simplemente el Estado decidió que por el momento no pueden vivir con sus familias.


Cuando un adolescente llega a la mayor√≠a de edad (18 a√Īos), la ley ya no lo protege y debe dejar el hogar para pasar a la vida adulta de golpe.

Esto implica tener que conseguir una vivienda, un trabajo y continuar con sus estudios.

Todo por sus propios medios.

Sin acompa√Īamiento por parte del Estado, que los deja a la deriva.


Hablamos con Yamila y Kevin: ellos vivieron en un hogar y nos cuentan cómo fue su experiencia al irse.

‚ÄúCuando me fui del hogar no estaba preparada y estaba sola. La justicia no te acompa√Īa y el Estado menos‚ÄĚ. Yamila Carras, 28 a√Īos.

Yamila entr√≥ al hogar a los 17 a√Īos, cuando tuvo a su segunda hija.

‚ÄúMi mam√° fue al servicio social del hospital donde yo estaba internada y dijo que ella no se iba a responsabilizar ni firmar mi alta m√©dica, que hicieran lo que quisiera. Yo no sab√≠a nada de esa decisi√≥n. Vino una asistente social y me explic√≥ todo lo que iba a pasar. Yo no entend√≠a nada‚ÄĚ, le dice Yami a UNO.


Yamila sab√≠a que ten√≠a que irse del hogar en alg√ļn momento y se fue sin cumplir la mayor√≠a de edad (que en ese momento era a los 21 a√Īos).

A los 18 a√Īos abandon√≥ el hogar, pero decidi√≥ volver hasta los 20: ‚ÄúNo ten√≠a la capacidad ni el dinero y ten√≠a dos nenas a mi cargo, por eso recapacit√© y volv√≠, pero no respetaron mis derechos ni los de los dem√°s chicos de ninguna forma. Cuando me fui del hogar estuve por muchas casas. No pod√≠a volver a la de mis pap√°s porque ah√≠ hab√≠a mucha violencia. Entonces el juzgado no permit√≠a que yo fuera ah√≠, iba a la casa de alguna t√≠a o de mi hermano, y despu√©s de muchos a√Īos tengo mi casa y vivo mejor‚ÄĚ, recuerda.

La situación fue muy difícil para Yamila a la hora de irse del hogar porque los abuelos paternos la separaron de una de sus hijas.

‚ÄúEl juzgado de Mor√≥n que era en el que estaba yo no me ayud√≥ en nada. Me present√© todos los d√≠as por dos meses y nunca ten√≠a ni siquiera una noticia de si iba a recuperar o no a mi hija. Ella vive con su pap√° porque creci√≥ as√≠ y yo entend√≠ que era lo mejor para ella porque ya se hab√≠a acostumbrado‚ÄĚ.



‚ÄúNUNCA NADIE SE SENT√ď CONMIGO A PREGUNTARME QU√Č IBA A HACER CUANDO ME FUERA DEL HOGAR‚ÄĚ. KEVIN OCHI, 24 A√ĎOS.

Kevin viv√≥ en tres hogares desde los 14 hasta los 18 a√Īos.

‚ÄúA m√≠ y a mis hermanos menores nos separaron de mi mam√° porque mi casa no estaba en condiciones para vivir. Mi mam√° no estaba mucho tiempo con nosotros, est√°bamos un poco abandonados. Cuando me dijeron que ten√≠a que ir a vivir a un hogar, mi idea se basaba en las pel√≠culas, pens√© que era como una c√°rcel para chicos, ten√≠a mucho miedo porque cre√≠ que me iba a tener que pelear todo el tiempo, que era una supervivencia constante. Me vinieron a buscar con la polic√≠a, yo me hab√≠a subido al techo de mi casa porque no quer√≠a ir al hogar, ten√≠a amigos en el barrio, ten√≠a mi escuela y me mandaron a Boulogne, totalmente lejos de mi casa. Durante cuatro a√Īos no vi a mis amigos. Ten√≠a mucha tristeza y mucho miedo.‚ÄĚ

El primer hogar al que fue Kevin era a puertas cerradas, es decir que solamente salían para ir a la escuela a la que los llevaba una combi.

En el hogar hacían deportes y tenían una huerta.

El segundo hogar en el que estuvo era m√°s de adolescentes y no la pas√≥ tan bien: ‚ÄúHubo muchos problemas, como que el Estado le sacaba la plata a los chicos de las becas‚Ķ yo trat√© de denunciarlo a Ni√Īez y finalmente lo cerraron en lugar de solucionar el problema‚ÄĚ. Por √ļltimo, del tercer hogar se fue porque cumpli√≥ 18 a√Īos.


Por parte del hogar nunca hubo una planificación de egreso, pero por suerte Kevin tenía una persona amiga que lo apoyaba y lo ayudó a conseguir una pensión.

A los 18 a√Īos consigui√≥ un trabajo de bachero.

‚ÄúCon ese trabajo no pude mantener la pensi√≥n, llegu√© a vender caramelos en Tecn√≥polis para mantener el techo. La comida la resolv√≠a yendo a pedir a la panader√≠a y esas cosas. Volv√≠ al hogar y me qued√© un mes porque ten√≠a buena conducta. Despu√©s volv√≠ a mi casa que estaba tal cual como cuando yo me hab√≠a ido. No hab√≠a luz, gas ni agua‚Ķ estaba todo desastroso, hab√≠a que arreglar muchas cosas, entonces me met√≠ en trabajos de m√°s de 8 horas, trabaj√© en Once 12 horas solamente para que la casa est√© en condiciones para poder vivir. A mi hermana la adoptaron y mi hermano y mi mam√° est√°n viviendo juntos‚ÄĚ

Kevin hizo el curso de l√≠deres recreativos comunitarios del Programa Adolescencia, un curso de tres a√Īos con capacitaci√≥n para coordinar grupos: ‚ÄúEstudi√©, trabaj√© en eventos y hace cuatro a√Īos trabajo en colonias de verano como profe, hice pasant√≠as‚ÄĚ.


LA IMPORTANCIA DE LA LEY DE EGRESO

A partir de una petici√≥n en change.org de la Asociaci√≥n Civil Doncel, el proyecto de Ley ‚ÄúPrograma de Acompa√Īamiento para el Egreso de J√≥venes sin cuidados parentales‚ÄĚ (m√°s conocida como Ley de Egreso), obtuvo media sanci√≥n en la C√°mara de Diputados el 26 de abril por unanimidad y el trabajo contin√ļa sobre el Senado para que finalmente se convierta en Ley.

La Ley Egreso extiende la responsabilidad del Estado hasta los 21 a√Īos, previendo un apoyo emocional a trav√©s de la designaci√≥n de un referente que fortalezca la autonom√≠a y un apoyo econ√≥mico desde el egreso de la instituci√≥n hasta los 21 a√Īos (o hasta los 25 si el egresado estudia).


Kevin nos cuenta sobre la importancia de la Ley.

‚ÄúLos chicos que egresan de hogares van a tener un apoyo econ√≥mico y emocional. El apoyo emocional y tener un referente es muy importante. Cuando uno est√° en el hogar pierde un mont√≥n de cosas, pierde amigos y en cierta manera pierde su familia. El apoyo al egresar del hogar es muy importante porque hoy en d√≠a un chico que tiene a su familia formada y tiene toda su estructura de apoyo, no se va a los 18 a√Īos de su casa. Exigirle a un chico de 18 a√Īos que se meta en la vida adulta tan repentinamente es dif√≠cil. Hay que ponerse en el lugar del chico que no tiene nada, no es un tema de victimizarse, hay que ponerse en el lugar del otro‚ÄĚ.


Para conocer más sobre la transición de los chicos que viven en hogares hacé click acá Para colaborar con Doncel, la ONG que ayuda en la transición hacia la autonomía, click acá. Para leer la ley completa, entrá acá.